Rosa López. cantante. 'soy rosa'

"No vale la pena crecer, evolucionar, y no mostrarlo a tu público"

  • La ganadora de 'OT 1' estrena hoy su 'docu-reality' en el canal Ten

  • En este espacio mostrará su día a día, y también contará con otras historias de superación

La artista, en la presentación en Madrid de su nuevo 'reality'. La artista, en la presentación en Madrid de su nuevo 'reality'.

La artista, en la presentación en Madrid de su nuevo 'reality'. / ten

Comentarios 1

Ni López, ni de España, ni ex triunfita. Simplemente Rosa. La ganadora de Operación Triunfo 1 se presenta tal cual es en el docurreality que esta noche a las 21:30 estrena la cadena Ten. Soy Rosa muestra la grabación de su último disco, su rutina de entrenamiento y también su vida familiar y con amigos; pero también es un reality "blanco", como la propia protagonista lo define, que muestra la evolución de una artista y su deseo de compartir este buen momento con sus seguidores de toda la vida.

-Rosa, ¿cómo surgió la idea de hacer este docu-reality? Es usted la última artista que me esperaba en un programa así; no sé, se la ve muy tímida y celosa de su vida personal.

-Sí, la verdad es que lo soy; tímida cada vez menos porque mi profesión me obliga a relacionarme... Como se dice siempre en estos casos, pero en el mío resulta que es la pura verdad: el tema surgió en un grupo de amigos, contando mi vida y mis cosas. La vida está conectada siempre, y no dejará de sorprendernos. Resulta que un paisano, granadino como yo, Raúl Berdonés (presidente ejecutivo de Secuoya, al que pertenece Ten), me animó señalándome que el público que me ha acompañado siempre tenía que conocer mi lucha por seguir adelante, en la profesión y en la vida. Él tiene 39 años y con 33 ya tenía una cadena de televisión nueva (Ten) y empezó desde abajo, muuuy abajo, cómo él dice "recogiendo cables", así que sabe de qué habla. Me pareció una idea genial hacer un docurreality de mi día a día por el momento de catarsis que acabo de atravesar, de transformación y evolución.

-¿No le daba miedo un reality, una cámara acompañándola 24 horas y enseñándolo todo?

-Hooombre, la cámara tampoco se va a meter conmigo en la ducha (risas). Es un docurreality superblanco, un proyecto desde la verdad, pero tampoco ofende a nadie ni es grosero. No vale la pena crecer, evolucionar, y no poder mostrarlo a tu público,e en cierta forma se lo debo. He hecho muchas conquistas, tanto artística como personalmente, así que había llegado la hora de poner en práctica todo lo que he aprendido.

-Su carrera no ha sido un camino de rosas -nunca mejor dicho-, supongo. Ha habido momentos en que ha estado a punto de tirar la toalla, ¿no?

-Sí, he estado tentada algunas veces de dejar la música y encaminarme hacia otros proyectos, pero al final el amor que le tengo a lo que hago y la fuerza de voluntad han podido más. También la gente que tengo a mi alrededor, que me han animado a seguir con lo que verdaderamente me da la vida. Y mis fans, a ellos también les debo mucho. De este agradecimiento surge precisamente este programa.

-También le debe bastante a la televisión, imagino. Usted fue descubierta en un programa de la televisión y su participación en Tu cara me suena me parece que supuso un antes y un después profesional también.

-Sí, ha nombrado dos programas que me han marcado, está claro. A OT siempre le estaré agradecida; si no hubiera estado allí, mi vida habría sido muy diferente, es evidente. Nunca renegaré de mis orígenes; ningún artista que se precie de serlo, debería. Para Tu cara me suena estuve tres meses preparando la voz, fue una especie de carrera de fondo, de querer seguir remando para que el barco no se hundiera. Un tiempo antes era uno de esos momentos en los que estaba a pique de dedicarme a otros proyectos, de seguir mi vida en otro camino. Pero Tu cara me suena me devolvió la ilusión por la música, por cantar.

-Y ahora, ¿qué veremos en 'Soy Rosa'?

-Veremos a una cantante grabando en el estudio, pero también a mi madre, a mis amigos, a toda mi gente... El trabajo de grabación de un disco desde la nada hasta que sale al mercado, de preparación de una coreografía, de preparación física, de la voz y de todo el cuerpo, para estar a punto para los conciertos y demás. También entrevisto a personas que me cuentan sus propias historias de superación personal. Al final es que he aprendido mucho de este trabajo... No me vais a ver en la ducha, pero de periodista entrevistando sí (risas).

-Ahora que habla de su madre. Se echaría las manos a la cabeza cuando le dijo que iba a hacer un 'reality'.

-(Risas). No crea, no tuvo miedo de las cámaras en ningún momento, ja, ja, ja. Mi madre y mi familia, cuando les cuento una nueva idea que me encanta, siempre me suelen apoyar. Tengo la suerte de tener a todo mi entorno a la par que yo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios