AGR Almeria

Agrobío incide en el uso de 'Nesidiocoris' en semillero

  • La compañía almeriense celebra un foro conjuntamente con la Cooperativa Agrícola San Isidro (CASI) con la participación de más de 500 socios asistentes

El restaurante Casa Rafael acogió esta jornada organizada por Agrobío y CASI. El restaurante Casa Rafael acogió esta jornada organizada por Agrobío y CASI.

El restaurante Casa Rafael acogió esta jornada organizada por Agrobío y CASI.

Arranca una nueva campaña hortofrutícola, la correspondiente a 2019-2020 y uno de los principales mensajes que Agrobío quiere transmitir a los productores es que no se puede ni se debe bajar la guardia en el uso del control biológico, auténtico estandarte del modelo agrícola almeriense, principalmente, desde el curso agrícola 2007-2008. Para ello, antes de que diese comienzo el nuevo año agrícola, la compañía que dirige José Antonio Santorromán organizó, conjuntamente con la Cooperativa Agrícola San Isidro (CASI), el ‘Foro Agrobío para los agricultores de CASI’, que tuvo lugar el pasado 18 de julio, en los salones de Casa Rafael.

El eventó contó con una magnífica acogida, con alrededor de 500 agricultores socios de CASI, cooperativa especialista en tomate, que acudieron a la charla sobre consideraciones prácticas en control biológico, confirmando el gran interés que sigue generando el uso de enemigos naturales para el control de plagas.Los agricultores de CASI ya cuentan con una larga experiencia en el uso de control biológico;sin embargo, siguen enfrentándose a nuevos retos, plagas que se hacen resistentes o que cobran importancia, como es el caso de la Tuta absoluta en tomate. En este sentido, los asistentes mostraron especial interés por conocer las novedades de Agrobío, y el uso de estrategias basadas en el control preventivo, tal y como explican desde Agrobío.

Isabel Santorromán presentó las líneas maestras de Agrobío, mientras que Ana B. Arévalo, responsable del Departamento de Desarrollo de Agrobío, abordó diferentes temas sobre temas de especial interes para los agricultores de tomate.

Uno de los puntos clave del encuentro se basó en el uso de Nesidiocoris en semillero. Este depredador es fundamental para realizar un control eficaz de Tuta absoluta y conseguir un cultivo limpio desde el inicio, en el momento del trasplante y durante todo el ciclo, desde el semillero y en el invernadero. Nesidiocoris, además de alimentarse de las larvas y huevos de la polilla del tomate, también se alimenta de trips, mosca blanca y araña roja.

Agrobío dejó claro que para el control de Tuta hay que integrar todas las herramientas, por lo que la recomendación de la empresa es acompañar Nesidiocoris con Trichogramma achaeae (un parasitoide desarrollado por Agrobío junto al doctor Tomás Cabello, del Departamento de Entomología de la UAL), la captura de adultos con placas negras, feronomas y Tutaroll, y no olvidar las medidas culturales, como la limpieza y los cerramientos.

Otro tema novedoso fue el uso del control conservativo para favorecer la aparición espontánea de los enemigos naturales y mejorar el entorno de la fauna auxiliar.

Con la celebración de este foro sobre control biológico, CASI, líder en producción de tomate, continúa apostando por el uso de enemigos naturales para conseguir excelentes resultados en el control de plagas y contribuir al desarrollo y especialización de sus socios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios