Entrevista al vicepresidente de la Fundación Intec

Juan Francisco Delgado: “Sólo un 5% de las empresas agroalimentarias han iniciado el cambio digital”

  • Málaga acoge el Europe Smart Agrifood Summit el 20 y 21 de junio. Intec es coorganizadora del evento al que asistirán 2.000 profesionales.

Juan Francisco Delgado: “Sólo un 5% de las empresas agroalimentarias han iniciado el cambio digital” Juan Francisco Delgado: “Sólo un 5% de las empresas agroalimentarias han iniciado el cambio digital”

Juan Francisco Delgado: “Sólo un 5% de las empresas agroalimentarias han iniciado el cambio digital”

Comentarios 0

Con una asistencia prevista de más de 2.000 profesionales procedentes de más de 30 países, Málaga acoge el 20 y 21 de junio el Smart Agrifood Summit, que este año ha doblado su espacio expositivo, recibirá a más de un centenar de ponentes internacionales y prevé generar un volumen de negocio de 300 millones de euros. Está prevista la asistencia de firmas como SVG Ventures&Thrive, IBM, Siemens, la Asociación de Cadenas de Supermercados -que engloba a Mercadona, Covirán o Mas y Mas, entre otras-, Deloitte, EIT Food, EIT Climate-KIC, Galpagro, Covap o Alltech Crop Science, entre otros. Además, este año hay un acuerdo con la aceleradora SVG Ventures&Thrive, partner principal, radicado en Silicon Valley, y asistirán más de 50 inversores de Israel, Reino Unido, Bélgica, Francia y España.

–¿Por qué se decide dedicar esta edición del Smart Agrifood Summit a las Startups?

–Hoy en día las mayores innovaciones y, sobre todo, las más disruptivas vienen de la mano de las startups, que están rompiendo las reglas del juego en la nueva revolución digital. Actualmente este sector se encuentra al 10% de su capacidad tecnológica, teniendo en cuenta el potencial de los medios a su alcance.

–¿Qué startups le parecen destacables?

–Tendrán presencia startups procedentes de todos los eslabones de la cadena de valor, desde el mar o el campo, pasando por la granja y hasta la mesa. Habrá startups que ya contemplan nuevas aplicaciones con Big Data sobre análisis de suelo que permiten una toma de decisiones rigurosa, relacionadas con el agua, la madurez de los frutos, la predicción de precios, la trazabilidad de la cadena, la mejora de la salud animal, sobre market place, nuevos alimentos ligados a las proteínas o los sabores, así como sobre el aprovechamiento de la basura alimenticia.

–¿De dónde proceden?

–Cabe destacar la vocación internacional del evento que atraerá la participación de startups procedentes de diferentes partes del mundo, desde Silicon Valley hasta México, Rusia, Bélgica, Reino Unido, Australia, India, Indonesia, Camerún, Argentina o Israel. Como fórmula para promover el emprendimiento innovador en estos ámbitos, hemos puesto en marcha una iniciativa que otorgará premios tecnológicos a las startups ganadoras, cuyos proyectos serán distinguidos por diferentes puntos de relevancia. La gran mayoría de las propuestas son de sumo interés para su financiación e incursión en el mercado; estamos hablando de tecnologías y soluciones innovadoras en distintos campos de aplicación.

–De las áreas de innovación tecnológica que se van a tratar en el encuentro ¿cuáles diría que han penetrado con más facilidad en las explotaciones andaluzas?

–La agricultura de precisión, el Internet de las Cosas, la edición genética de plantas o las herramientas Blockchain aplicadas al aceite de oliva son algunas de las áreas de actividad que más han penetrado en el sector. Como describía anteriormente, en Startup Europe Smart Agrifood Summit se van a exponer ejemplos de gran calidad en los que se aprecia claramente las tecnologías más vanguardistas en la transformación digital de los ámbitos agrícola y alimentario. Caso de las nuevas tendencias en el olivo, el almendro o el ajo, por mencionar algunas. Más empresas de las que tenemos en mente, trabajan en la actualidad en la mejora de la explotación de los cultivos para obtener un mejor rendimiento. Por término medio, la introducción de esta tecnología supone un 30% de aumento en la actividad productiva de los cultivos y un 20% de ahorro de agua para riegos, por ejemplo.

–¿Cuáles son las áreas más desconocidas para los agricultores andaluces?

–En cuanto a la transformación digital en general queda mucho camino por recorrer, crear más cultura y conciencia para seguir desarrollando y adaptándonos a las nuevas herramientas. Prácticamente solo un 4 ó 5% de las empresas agrícolas están inmersas en un proceso de transformación y reinvención digital. Generalmente las entidades más pequeñas son las más reticentes en el inicio de este proceso. En Andalucía son la mayoría, por eso creemos que el evento ayudará a visibilizar la agricultura del futuro.

–¿Cómo es de receptivo el sector agrario andaluz a estas tecnologías? ¿Se ha producido ya el cambio cultural necesario?

–En principio, cuando nos acercamos y conversamos con las empresas agrícolas o ganaderas andaluzas, la gran mayoría ven muy necesario el cambio, pero muy pocas se han iniciado en este proceso. La formación es un elemento clave en este sector. Además, el cambio cultural ayudará también al necesario relevo generacional, caracterizado por un uso mayor de la tecnología móvil en el campo y en las granjas. Para ser la California del Sur hace falta también subirse al carro de la revolución tecnológica.

"Este evento ofrecerá diferentes opciones de financiación, ya que daremos a conocer fondos para alcanzar la transformación necesaria y ser más competitivos en el mercado global"

–¿Cuentan los agricultores y ganaderos andaluces con apoyo suficiente por parte de la Administración para introducir estas tecnologías en sus explotaciones?

–Yo creo que hay muchos instrumentos para ello. Es necesario el aprovechamiento de todos los recursos destinados a este fin, sin perder oportunidades que proporcionan administraciones tanto europeas como nacionales y locales. Este evento ofrecerá diferentes opciones de financiación, ya que daremos a conocer fondos para alcanzar la transformación necesaria y ser más competitivos en el mercado global. España es el cuarto país exportador de alimentos en el mundo, por lo que tenemos que remar todos en una misma dirección para implantar las mejoras técnicas y procedimientos en el mercado. En este sentido, me gustaría resaltar la gran relevancia de la colaboración público-privada en este sector, clave para el desarrollo y crecimiento. Somos ejemplo en este hito a través de una organización conjunta del evento entre Fycma (Palacio de Ferias y Congresos de Málaga), la Fundación Intec y la Junta de Andalucía. Además, está promovido por la iniciativa europea Startup Europe de la CE en el marco de la estrategia de Mercado Único Digital.

–¿Es posible la agricultura sin las nuevas tecnologías?

–Es posible claro, pero dejaría de ser competitiva y generaría un derroche de medios mayor, caso de bienes escasos como el agua. Las tecnologías aportan un valor añadido en cuanto a la mejora del rendimiento y del producto. Por ejemplo, el proceso de las denominaciones de origen va a cambiar con la aplicación de tecnología Blockchain y las ventajas que ofrece la agricultura de precisión son inmensas.

–¿Qué es el smart farm? ¿Funciona ya en algunas explotaciones andaluzas?

–Las granjas inteligentes y las explotaciones agrícolas inteligentes. Ya hay ejemplos de empresas que están desarrollando proyectos muy interesantes, por ejemplo, Galpagro en Andalucía con el cultivo del olivo y de la almendra, así como la cadena Covirán en el campo de las granjas de ganado.

–¿Cómo está impulsando Europa la implantación de sistemas tecnológicos en las explotaciones agrarias?

–Con un programa específico de transformación digital que destinará en torno a 11.000 millones de euros, de los que un gran porcentaje irá destinado al sector agrifood. Por ello hay que motivar al sector privado, para que ahonde en este campo y pueda financiar propuestas ayudando al destinatario final, sin la intervención de agentes intermediarios que puedan interferir en el traspaso de recursos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios