cómics

El quinto elemento

  • Las misiones del agente Valerian son un antecedente de la serie 'El Ministerio del Tiempo' y de la película de Luc Besson. El futuro de la Humanidad se juega en cada uno de sus capítulos

Detalle de la portada de 'El imperio de los mil planetas' (1969). Detalle de la portada de 'El imperio de los mil planetas' (1969).

Detalle de la portada de 'El imperio de los mil planetas' (1969).

La teleserie El Ministerio del Tiempo, creada por los hermanos Olivares, fue estrenada en 2015 en La 1 de TVE. Pero en 1967, mucho antes del comienzo de El Ministerio del Tiempo, se creó una serie francesa de cómics que tiene una premisa semejante a la teleserie española, presentando las misiones de un agente llamado Valerian que viaja por el tiempo velando por la conservación de la Historia de la Humanidad.

En sus misiones se topa con Laureline, la cual pasa a formar parte de su equipo. Sin Laury no habríamos disfrutado de una obra tan completa. Valerian es un personaje muy arquetípico, pero Laureline tiene una fuerte personalidad, es muy terca y más calculadora que Valerian. Ambos mantienen un equilibrio que el lector agradece. Valerian y Laury son Agentes Espacio-Temporales al servicio de Galaxity, una sociedad burocratizada, productivista, y expansionista. Laury mantiene una postura muchísimo más crítica que la de Valerian frente a los manejos políticos de Galaxity. Desde 2007, el título de la serie es Valerian y Laureline, lo que confirma el protagonismo de Laury.

La serie empieza ambientada en el siglo XXVIII, para entonces la Humanidad ha descubierto los medios para viajar en el Espacio-Tiempo y su capital, Galaxity, es el centro del vasto Imperio Galáctico Terrestre. El Servicio Espacio-Temporal se encarga de neutralizar las amenazas contra la Tierra y evitar las paradojas temporales.

Valerian, Agente Espacio-Temporal es todo un clásico indiscutible del cómic europeo de ciencia ficción, y también la obra cumbre de sus autores, Pierre Christin y Jean-Claude Mézières; obra que ha influido en algunas grandes películas de fines del siglo XX, como 2001: Una odisea del espacio (1968); El planeta de los simios (1968); Star Wars (1977); Stargate (1994)...

Mención aparte merece el director de cine francés Luc Besson, que tomó referencias de los cómics de Valerian para su película El quinto elemento (1997). En 2017, Luc Besson estrenó en cines el largometraje Valerian y la ciudad de los mil planetas, basado en dos álbumes del cómic: El imperio de los mil planetas (1969) y El embajador de las sombras (1975). Norma Editorial ha reunido estos dos álbumes en un sólo tomo, por el estreno en España de la película.

En el álbum El imperio de los mil planetas, los protagonistas tienen una misión en el Imperio de Sirta, donde la Tierra nunca ha intervenido. En él se encuentran una sociedad encabezada por un Príncipe que no es más que un títere de vida opulenta y lujuriosa que gobierna bajo la tutela de una raza superior que recibe el nombre de Los Entendidos.

Laury y Valerian se unen al grupo de nativos revolucionarios opositores a la tiranía, y descubren que Los Entendidos son terrestres llegados siglos atrás, y que se mantienen vivos gracias a un elixir obtenido de unas plantas.

En el álbum El embajador de las sombras, se encomienda a nuestros protagonistas la misión de acompañar como guardaespaldas al Embajador designado por Galaxity como presidente del Consejo de Punto Central, núcleo de comercio y reunión de gran parte de las razas de cosmos. El embajador tiene como objetivo poner orden, siendo la Tierra la llave de este orden. Para facilitar la misión, el Embajador le entrega a Laury en custodia un animalito productor de cualquier tipo de moneda de uso, de nombre Transmutador de Bluxte.

Una vez en Punto Central, el embajador es raptado. Valerian persigue a los raptores, logrando subirse de polizón a su nave. Con ayuda de los espías a buen precio, los shinguz, y la colaboración del Transmutador de Bluxte, Laury conecta con una raza superior por inteligencia y belleza, los sombra, habitantes del planeta sin nombre. A través de ellos, descubre que el motivo del rapto es reconducir a los habitantes de la Tierra, manipulando la mentalidad del Embajador, que pensaba chantajear al Consejo por el poder de las armas.

Laury, ayudada por un mapa, trata de encontrar a Valerian y al Embajador. Laury decide internarse en la parte en blanco del mapa, y en ella halla una puerta célula. Al atravesarla, Laury aparece en la isla de las sombras, donde encuentra a Valerian y al embajador, que ha sido previamente reeducado en La casa de la sabiduría del planeta sin nombre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios