INVESTIGAR EN ALMERÍA

La UAL mete una casa en el bolsillo

  • Una veintena de investigadores trabajan en la tecnología domótica implantada en el ser humano para ayudar a personas con alguna discapacidad

El profesor Luis Iribarne junto a varios de sus compañeros del grupo de investigación. El profesor Luis Iribarne junto a varios de sus compañeros del grupo de investigación.

El profesor Luis Iribarne junto a varios de sus compañeros del grupo de investigación.

La tecnología wearable es aquella que determina al conjunto de aparatos y dispositivos electrónicos que se incorporan en alguna zona del cuerpo e interactúan con el usuario y con otros dispositivos con la finalidad de realizar alguna función específica. En los últimos años, se han dado pasos de gigante en este rápido proceso: su avance es rápido. Pero ahora se va más lejos, porque se intenta que la domótica se aplique a la salud de las personas. Y en eso está trabajando la Universidad de Almería (UAL)

Este tipo de tecnología se encuentra en los anillos, las camisetas, los pantalones, los relojes o las gafas. Es capaz de transmitir datos, interactuar con otros dispositivos y facilitar la vida de quien acceda a ella. Es el siguiente paso entre la fusión del hombre y el microprocesador. Inmerso en este trabajo se encuentra el Grupo de Investigación en Informática Aplicada (TIC-211). Este grupo, dirigido por Luis Iribarne, está compuesto en la actualidad por 18 investigadores, diez de ellos doctores, tres becarios de investigación y dos técnicos. Las áreas principales de interés son en ingeniería del software, modelado y simulación, e inteligencia computacional.

Su director, Luis Iribarne, manifiesta que "estos trabajos tienen como principal objetivo el diseño y desarrollo de nuevos sistemas domóticos dentro del hogar que aporten no sólo los tradicionales servicios de automatización (como el control de la iluminación, de la climatización…), que redunda en una gestión eficiente de los recursos energéticos, sino también que aporten nuevos servicios muy demandados, como los relacionados con la interacción y manejo de dispositivos multimedia (de televisión, música, vídeo, etcétera) o servicios más innovadores, como los relacionados con salud ".

El desarrollo de la tecnología wearable "implica la gestión e interoperabilidad de diferentes tecnologías existentes y el desarrollo de otras nuevas". Parte de estos trabajos de investigación que se desarrollan en la universidad almeriense en estos momentos se enmarcan como objetivos del proyecto I+D TIN2013-41576-R, que ha sido financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad (Mineco). Un proyecto que dirige el profesor Luis Iribarne y desarrolla el equipo investigador del Grupo de Investigación de Informática Aplicada (TIC-211) de la UAL.

Para Iribarne, la incorporación de nuevos servicios relacionados con la salud supondrá "una mejora de la calidad de vida de sus usuarios". El científico explica que estas investigaciones permitirán que "un usuario desde su propio hogar pueda realizar ciertos ejercicios de rehabilitación frente a una cámara, recibiendo una retroalimentación, o que los valores de ciertos niveles de ritmo cardíaco, glucosa… proporcionados por unos sensores corporales, puedan generar automáticamente una determinada actuación". Por tanto, todas estas líneas de investigación que se están desarrollando suponen "un paso más allá en la teleasistencia que conocemos hasta el momento", recalca el investigador.

Los estudios realizados en el ámbito de las nuevas tecnologías domóticas persiguen hogares más accesibles para todo tipo de personas, permitiendo con ello, por ejemplo, nuevos escenarios que faciliten la integración e interacción con el entorno domótico a personas con determinada diversidad funcional. Para este grupo de investigación es muy importante trasladar los resultados obtenidos de sus estudios al mundo empresarial, ya que es algo primordial la trasferencia de conocimiento. De ahí que desde el inicio de sus trabajos hayan contado con las empresas del sector.

Desde hace varios años, el grupo de Informática Aplicada de la UAL cuenta con la estrecha colaboración de la empresa Montajes Perga, SL. "Esta empresa tiene mucha experiencia en este sector y colabora dándonos información sobre productos, sobre el diseño de las instalaciones y probando nuestros resultados", ha informado Iribarne. "También colabora desde el punto de vista educativo en dos talleres que se imparten a través del Centro de Formación continua de la Universidad, llamados Taller de domótica básica y Taller de domótica nivel intermedio". Por otro lado, el grupo de investigación TIC-211 cuenta con la empresa EBT Alborada Ingeniería Tecnológica desde donde se implementa la transferencia tecnológica de las investigaciones para el desarrollo de productos relacionados con las Smart Home y en especial con la domótica, según ha explicado el director del grupo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios