Elecciones Cataluña

El papa Carles

Carles Puigdemont. Deja atrás un reguero de cadáveres políticos, pero su futuro es aún peor: una orden de detención nubla su presunta investidura.

Un santurrón diabólico

Oriol Junqueras. El ex vicepresidente catalán esconde tras su bonanza un fanatismo irreductible y sus oraciones en Estremera iluminaron la reedición de la mayoría independentista.