Regreso a la inquietud

'Black Mirror': "No somos antitecnología"

  • El creador de la serie distópica ahora en Netflix, Charlie Brooker, culpa a sus personajes del mal uso de los avances del futuro

El tráiler de 'Rachel, Jack y Ashley Too', con Miley Cyrus /

El creador de Black Mirror, Charlie Brooker, se confiesa molesto cuando la gente percibe que su serie (ahora en Netflix) está en contra de la tecnología o les hace recelar de ella. ¿Quizá de lo que desconfiamos es de la propia capacidad del ser humano para controlarla?.

Brooker tiene clara esta última lectura : “en prácticamente todos los episodios los personajes son los que hacen las cosas mal, no la tecnología, que es neutral”.

Netflix estrena el 5 de junio los tres nuevos episodios que forman la quinta temporada de esta serie que dibuja, de forma independiente y autoconclusiva en cada uno de los capítulos, un universo paralelo en el que, de una u otra forma, la tecnología ha cobrado un papel crucial, aunque siempre termina por transformarse en algo perturbador. Brooker como la productora de la serie, Annabel Jones, insisten en que no son “antitecnología” y, de serlo, tendrían “el peor trabajo del mundo” porque la están utilizando todo el tiempo. “Nos encanta la tecnología, toda la que introducimos en los episodios nos gusta porque es para hacer la vida más fácil y emocionante”, indica Jones.

A la hora de inventar nuevos mundos para ambientar las producciones, es habitual recurrir a la magia o los súper poderes pero, en esta ocasión, los creadores le dieron una vuelta de tuerca más y para hacer que ocurran “cosas inusuales” utilizaron “los milagros tecnológicos” de los que estamos rodeados día a día, elevados a su máxima potencia. Brooker señala que la intención de Black Mirror es “introducir conceptos bizarros, con giros horribles y con un punto oscuro”. 

Los tres nuevos capítulos

“Queríamos contar historias modernas que ocurrieran en la época contemporánea y que pusieran sobre la palestra preocupaciones y miedos que tiene la gente en la época actual”, argumentó por su parte Jone. Para inspirarse, Brooker aseguró que “no miran las noticias”, sino que mantienen largas conversaciones sobre ideas y cosas que han visto para tratar de dar con la original idea de cada capítulo.

Smithereens, Striking Vipers y Rachel, Jack and Ashley Too, son los títulos de las tres nuevas entregas. Miley Cyrus protagoniza el tercero, como una cantante, con un personaje que se antoja con componentes autobiográficos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios