Pantalla táctil

Canal Sur, la más vaga del verano

Comentarios 1

Lo de que a los andaluces nos tachen de vagos no es más que un tópico. Aunque lamentablemente en algunas ocasiones se cumple. El claro ejemplo es Canal Sur. (Vaya por delante que con lo de vagos no me refiero a sus trabajadores, sino a quienes deciden sobre su programación). La cadena andaluza sí que sabe disfrutar del mes de agosto. Su programación está repleta de reposiciones o de formatos que en su mayoría están programados para salir del paso. El ejemplo más relevante es la franja de la mañana. Es un refrito en el que queda ausente la actualidad. Durante el curso la pública andaluza emite Buenos días Andalucía, informativo dedicado a contar las últimas noticias que suceden en las ocho provincias andaluzas y a entrevistar a invitados de diferentes sectores. Pero parece ser que en agosto no compensa realizar ese servicio público que consiste en informar. Antena 3 y Telecinco continúan con sus informativos matinales. La 1, en lugar de programar el Telediario, durante este mes conecta con el canal 24 horas y emite los servicios informativos que en ese momento tienen lugar en el canal de actualidad. Al menos desde RTVE se buscan la vida para mantener a los espectadores al día. Pero en Canal Sur no. No tienen en cuenta que hay televidentes que en verano continúan con su rutina y que quieren estar al tanto de las últimas noticias, o que otros aunque estén de vacaciones madrugan y esperan encontrar un noticiario y no reposiciones innecesarias.

Menos mal que siempre queda Andalucía Directo. Es el único formato de la andaluza que merece la pena en verano. Si durante el año es complicado seguir la programación de Canal Sur por lo aburrida que resulta salvo excepciones como la de Modesto Barragán o Salud al día, en agosto es imposible estar más de cinco minutos con el canal sintonizado. Quizá esta sería una buena época para empezar a innovar. Teniendo en cuenta que el resto de cadenas programan en verano casi todas sus peores bazas, la RTVA podría aprovechar para estrenar algún formato de entretenimiento familiar, algún concurso interesante con el que reconquistar a la audiencia que perdió hace años. Teniendo en cuenta las vacaciones que Canal Sur se pega en agosto, que muchos las querrían, luego no deberían extrañarse de cómo los datos de audiencia van cayendo en picado. A los espectadores hay que cuidarlos, desde enero hasta diciembre y de lunes a domingo. Y la cadena pública andaluza hace mucho tiempo que se olvidó de esa misión tan fundamental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios