Entrevista Raúl Gómez

"Correr es un hábito cuando vences al yo perezoso"

  • 'Maratón Man' recorre el mundo con las historias personales del 'running' en los domingos de  #0 de Movistar +

Raúl Gómez en una de sus pruebas maratonianas Raúl Gómez en una de sus pruebas maratonianas

Raúl Gómez en una de sus pruebas maratonianas / Movistar

La segunda  parte de la cuarta temporada de Maratón Man se emite a las diez de la noche en #0, de Movistar +. Raúl Gómez ha ido madurando de la mano de este formato donde une su vocación periodística con su firme pasión por el running. Las historias humanas  y los paisajes sorprendentes se entrelazan.

–¿Ahora mismo está entrenando para sus maratones?–Ahora que estoy de descanso de la temporada mi intención es entrenar para prevenir lesiones y que no se venga abajo todo el trabajo. Hago entrenos variaditos para estar en forma.

–¿No hace frío fuera?

–A mí el invierno me sienta fatal. Me da mucha pereza y me gustaría  quedarme en casa a ver mi propio programa. Pero en esos días de más pereza es cuando corro y  termino mucho mejor porque sabes que he vencido a mi yo perezoso.  Correr se convierte en un hábito cuando dejas de escuchar a tu yo perezoso.  Y como no vamos a ser campeones del mundo, te sientes mejor cuando después te vas a tomar una cerveza con los amigos. La cuestión es compensarlo todo. Eso sí, yo corro porque me divierte.

–¿Usted  ha encontrado el proyecto de su vida?

–Lo he dicho ya: quiero ser el Jordi Hurtado del running. En este formato estoy muy cómodo, con un equipo excelente que busca personajes maravillosos en cualquier parte del mundo. Estoy dispuesto a seguir mientras el público quiera, porque Maratón Man me hace mejor persona.

–¿Dónde han estado en esta nueva temporada?

–Hemos estado en Zimbabwe, un país donde todo es sonrisas y recibes un bofetón de realidad. Estuvimos en una maratón única rodeando las cataratas Victoria. Conocimos la difícil situación de los rinocerontes, que están al borde del extermino, y hablamos con un albino negro que nos contó la tragedia que sufren. También hemos estado en Rumanía, descubriendo culturas impresionantes.  De San Francisco pasamos a la media maratón más calurosa del mundo, a 40 grados, en Arizona, y de ahí a la maratón en el Área 51, la carrera de los ovnis, en agosto por la noche.

–¿Cómo se corre a 40 grados?

–Mi consejo es beber mucha agua y taparse  con una gorrita... Hay que escuchar al cuerpo porque hay que durar mucho. A 40 grados hay que ir preparado con agua, geles, sales. Sería mi recomendación para los futbolistas que jueguen el Mundial de Catar.

–Antes de calzarse las zapatillas ¿qué recomendación daría?

–Hay que hacerse una prueba de esfuerzo y conocer a nuestro corzón. La previsión a futuro es cuidar  mucho el corazón.

–Así tendrá una vejez optimista.

–Así es. Pero yo corro la maratón porque me gusta la distancia, saca lo mejor de cada uno, pero no tiene que ser el objetivo de todos. Hay que intentar encontar nuestro deporte porque hacer deporte te convierte en mejor persona, generas más endorfinas y eres más feliz y haces feliz a los demás. Correr tiene una ventaja: puedes hacerlo donde quieras. El planeta es el gimnasio más grande del mundo.

 –¿Cuándo se reencontrará con el asfalto de verdad?

–Haremos capítulos a partir de febrero, así que en esta semana entrante ya estoy a pleno rendimiento en entrenamientos. Hay  que mentalizarse que a los países donde vamos hay que comer lo que haya y dormir donde sea. Hay que estar en forma para ir  tirando de las rentas cuando sea necesario.

–¿Cuándo halló la mejor comida más inesperada?

–Nunca sabes dónde encuentras un plato fantástico, como me pasó en Zimbabwe. El potencial de este programa son las personas. Los paisajes te pueden emocionar,pero la esencia son las personas y cómo te tratan. Y he entrevistado a cien personas maravillosas en estos tres años de programas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios