Belleza

Bob desestructurado, el corte de pelo que más favorece a las mujeres mayores de 60 por su frescura y naturalidad

La actriz Jane Fonda apuesta por un bob desestructurado con las capas superiores muy cortas para ganar volumen. La actriz Jane Fonda apuesta por un bob desestructurado con las capas superiores muy cortas para ganar volumen.

La actriz Jane Fonda apuesta por un bob desestructurado con las capas superiores muy cortas para ganar volumen. / M. G.

De todos los cortes de pelo que a lo largo de la historia han sido tendencia hay uno que, sin importar el tiempo que pase, siempre está entre los cortes de pelo más de moda. El corte de pelo bob, que se empezó a llevar en los años veinte, es el corte de pelo más atemporal y longevo.

En su origen, fueron las enfermeras de la Primera Guerra Mundial las que comenzaron a lucirlo por cuestiones de higiene y comodidad. A ellas las siguieron las actrices y cantantes, que vieron en este corte de pelo una forma de romper con los convencionalismos de la época. El glamour que dotaba este corte de pelo hizo que su uso se extendiera entre la clase media y que se pusiera muy de moda en la década de los veinte.

Ahora, cien años después, sigue siendo el corte de pelo más sofisticado, glamuroso y favorecedor de la historia de la peluquería. Aunque con el paso del tiempo, y a raíz de las nuevas necesidades de las mujeres y en base a las últimas tendencias, el bob ha sufrido algunas variaciones. El largo bob, el bob escalado, el bob invertido... Un gran abanico de cortes bob pensados para favorecer según el tipo de cara y resaltar así los rasgos del rostro de la mujer que lo lleve. Aunque, si hay que hablar de un corte bob que realmente favorece es el bob desestructurado sobre todo a las mujeres mayores de 60, que buscan una melena llena de volumen y movimiento.

Bob desestructurado para conseguir movimiento capilar

Menos radical que el clásico bob, este corte de pelo aporta frescura y movimiento a la melena y ayuda a lucir un estilo capilar muy desenfadado. Pensado para darle dinamismo al estilismo capilar, el corte de pelo bob desestructurado es ideal para las mujeres mayores de 60, sobre todo si quieren apostar por una melena corta y evitar el efecto casco.

Cate Blanchett con un corte de pelo bob desestructurado. Cate Blanchett con un corte de pelo bob desestructurado.

Cate Blanchett con un corte de pelo bob desestructurado. / M. G.

Desfilado, desenfadado y con mucho movimiento, el bob desestructurado es el corte de pelo que más favorece a las mujeres maduras, ya que el cabello corto siempre les sienta muy bien y al dotarlo de pequeñas capitas le dan mucha vida a un pelo que con el paso del tiempo ha ido perdiendo su fuerza y movimiento naturales. Sencillo, imprescindible y seductor, el bob desestructurado e

¿Cómo conseguir un bob desestructurado?

A la hora de conseguir un bob con estas características, es necesario trabajar sobre la base de un bob recto. En la peluquería, el profesional del cabello se centrará en trabajar el corte a varias longitudes. La idea es degradar los mechones de la parte de arriba (para aportar volumen) y desfilar algunas puntas (eliminar grosor) para darle más irregularidad y ligereza al peinado. De este modo, habremos conseguido un aspecto desigual y desestructurado que le aporta movimiento y dinamismo al peinado corto.

Drew Barrymore con un corte de pelo bob desestructurado. Drew Barrymore con un corte de pelo bob desestructurado.

Drew Barrymore con un corte de pelo bob desestructurado. / M. G.

Este tipo de corte de pelo resulta favorecedor a cualquier edad, pero en las mujeres mayores de 60 sienta realmente bien. El cabello corto, por lo general, suele ser muy favorecedor en las mujeres maduras, pero no siempre hay que apostar por cortes convencionales, de largos estándares y con la sobriedad que puede otorgar un clásico bob. En primer lugar, porque puede resultarnos un estilismo de lo más aburrido y, en segundo lugar, porque no estaremos sacando todo nuestro potencial a relucir.

El bob desestructurado es un corte a medida para realzar tu rostro y con el que conseguir dinamismo. Sus contornos desiguales consiguen que este peinado dibuje el óvalo facial y suavice los rasgos más angulosos, pero sin caer en el temido efecto casco gracias a los mechones de distinta longitud. Además de ganar en volumen y movimiento, con el bob desestructurado conseguirás un estilismo muy rejuvenecido y te estarás quitando diez años de encima de un tijeretazo.

Monica Belucci con un corte de pelo bob desestructurado. Monica Belucci con un corte de pelo bob desestructurado.

Monica Belucci con un corte de pelo bob desestructurado. / M. G.

Un corte de pelo cómodo y muy fácil de peinar

Si algo hace que nos pensemos más de la cuenta cortarnos el pelo es tener que dedicarle luego mucho tiempo al peinado. Con el bob desestructurado eso no es problema, ya que se trata de un corte de pelo muy fácil de peinar y que se moldea en muy poco tiempo.

Glenn Close con un bob desestructurado con mucho volmen en la zona de la raíz. Glenn Close con un bob desestructurado con mucho volmen en la zona de la raíz.

Glenn Close con un bob desestructurado con mucho volmen en la zona de la raíz. / M. G.

Como lo que buscamos conseguir con este corte de pelo es un aspecto desenfadado y natura, no necesitaremos un peinado impecable ni pasar un largo rato domando nuestros mechones a golpe de secador. Sólo tienes que secar tu melena bocabajo (antes puedes aplicar algún producto texturizante) para darle volumen y, cuando te hayas incorporado, aplicar un golpe frío en las puntas para dotarlas de movimiento. Despeina un poco los mechones para enfatizar el efecto desenfado y listo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios