Cambio climático desde una óptica andaluza

Las precipitaciones, principal influencia en las nieves de Sierra Nevada

  • Un equipo de investigación de la UCO analiza el impacto del cambio global en los recursos hídricos, con especial hincapié en la dinámica de nieve de este entorno natural.

Investigadores involucrados en el trabajo en Sierra Nevada llevado a cabo desde la UCO. Investigadores involucrados en el trabajo en Sierra Nevada llevado a cabo desde la UCO.

Investigadores involucrados en el trabajo en Sierra Nevada llevado a cabo desde la UCO. / M. J. Polo

Comentarios 0

El clima ha sido variable a lo largo de la historia y la civilización se ha ido adaptando localmente al mismo. La región andaluza atraviesa ahora unas condiciones con tendencias marcadas en temperatura y una mayor variabilidad en precipitación; unas condiciones a las que somos más vulnerables. Dentro de las mismas, el aspecto hidrológico es uno de los estudiados a la hora de abordar el cambio climático ya que la sociedad en diversos aspectos depende del agua y las cuencas se encuentran, en muchos casos, deficitarias. "Desde el punto de vista científico nos interesa estudiar los procesos: por qué se producen de una manera, qué factores son los más relevantes y con ello dar pautas de cómo se podría disminuir la vulnerabilidad conservando los valores ambientales", explica la profesora de la Universidad de Córdoba (UCO) María José Polo, cuyo grupo de investigación trabaja en proyectos relacionados con el impacto del cambio global en los recursos hídricos.

Desde 2003 se centran en Sierra Nevada: "Primero estudiamos cómo es la dinámica de nieve y hemos ido ampliando con proyectos financiados para evaluar los efectos observados allí en ese espacio natural". El último de estos proyectos, que finalizará en diciembre de este año, prevé tener como resultado una plataforma bautizada como Snowmet: "Se trata de una estructura dinámica de seguimiento con la que se puedan dar a conocer todos los resultados obtenidos hasta ahora o ver el estado de la nieve a partir de imágenes satélite procesadas. Todo ello con un doble objetivo: tanto científico como divulgativo", argumenta Polo, cuyo grupo cuenta con estaciones meteorológicas propias que mantienen en la sierra por encima de los 2.500 metros.

Casi 15 años dedicados al estudio de esta cubierta de nieve han tenido como resultado múltiples proyectos. En los últimos de ellos, financiados por la Fundación Biodiversidad (Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente) durante tres años, han estudiado de forma específica las tendencias observadas en el clima y la nieve en Sierra Nevada. "Se está observando que la nieve está teniendo un comportamiento cada vez más torrencial. Como línea media hay menos superficie ocupada por nieve de año en año pero es algo asociado más a la variabilidad observada en la lluvia que a la tendencia de la temperatura", aclara la profesora de la UCO. Esto significa que si bien cuando nieva hay periodos en los que se funde antes debido a la temperatura, los cambios que experimentan las precipitaciones están también asociados. A través de la simulación de un entorno físico, estos científicos -entre 15 o 20 dependiendo del número de becarios- han constatado que los cambios en el clima están haciendo que la nieve "se pueda perder tanto por fusión como por evaporación directa a la atmósfera".

A raíz de este trabajo, el grupo colaborará con el Swedish Meteorological and Hydrological Institute (SMHI) -el instituto de meteorología e hidrología sueco- en un proyecto en el que ha puesto en marcha una plataforma de datos globales europeos de cambio climático, a los cuales contribuyen los investigadores de la UCO con el caso de Sierra Nevada. "Nuestro papel es ver hasta qué punto esos datos que generan agencias europeas a gran escala son de aplicación a zonas complejas como puede ser Sierra Nevada y, en su caso, hasta dónde nos pueden servir", añade Polo.

Etiquetas

,

más noticias de INVESTIGACIÓN Ir a la sección Investigación »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios