cómics

Españoles por el mundo

Imagen del cómic. Imagen del cómic.

Imagen del cómic.

Con el mundo globalizado, cada vez son más los historietistas españoles que han encontrado sitio en otros mercados. Ahí está, por ejemplo, el gallego David Rubín (Ourense, 1977), que alterna sus trabajos en el territorio nacional con títulos estadounidenses como El momento de Aurora West y La caída de la casa West (con Paul Pope), Ether (con Matt Kindt), Rumble (con John Arcudi), diversos números de la magnífica Black Hammer (con Jeff Lemire) o la miniserie Sherlock Frankenstein y la Legión del Mal (un spin off de Black Hammer). Esto último ha sido publicado recientemente por Astiberri en un solo tomito que incluye los cuatro números de la serie limitada de Dark Horse, junto con el número 12 de Black Hammer y casi treinta páginas de extras. Ya les he hablado antes de Black Hammer, uno de los tebeos de superhéroes de mayor calidad que han aparecido recientemente (con el toque introspectivo que caracteriza los mejores trabajos de Lemire), ganador del premio Eisner a la mejor serie nueva y elegido como mejor cómic de 2017 por el gremio de libreros de Madrid. La química entre Lemire y Rubín es total, y el resultado es un cómic soberbio de principio a fin, en el que se Lucy se adentra en el asilo para criminales de Spiral City en busca de respuestas sobre el misterio de la desaparición del superhéroe Martillo Negro. De lo más recomendable.

Pero no solo América es la tierra prometida para los dibujantes españoles, del mercado francés nos llega ¡Salud!, novela gráfica escrita por Philippe Thirault y Nadar (Pep Domingo; Castelló de la Plana, 1985). El dibujante narra con elegancia y aplica unos colores atmosféricos a esta estupenda historieta situada en el final del franquismo y protagonizada por un inmigrante que abre un restaurante en el centro de A Coruña y tiene que hacer frente a la violencia policial y los oscuros estertores del régimen. Nadar demuestra aquí una vez más su talento, que le ha granjeado diversos premios y nominaciones en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios