cómics

100% Paul Pope

Una imagen de la obra. Una imagen de la obra.

Una imagen de la obra.

Pocos historietistas estadounidenses de los últimos años han generado tantas críticas positivas como Paul Pope (Filadelfia, 1970). Con cuatro premios Eisner en su haber, Pope se vende, o al menos se ha vendido en la década anterior, como uno de los dibujantes más radicales y avanzados del panorama contemporáneo, y aunque creo que dista mucho de ser la verdadera vanguardia del medio, lo cierto es que todos sus trabajos tienen una cualidad especial que los hace brillar, especialmente si se los compara con su entorno más cercano, esto es, el mainstream o el indie convencional. No quiero que piensen que no me emociona el trabajo de Pope, lo cierto es que he flipado con todo lo que he leído suyo. Me alucinó su Batman: Año 100 y me gustaron mucho las otras cosas que hizo para Batman, su monográfico de la serie Solo, las historietas cortas y portadas en Bizarro Comics y Strange Tales y, por encima de todo, el maravilloso serial de Adam Strange que publicó por entregas en Wednesday Comics. Sucede que lo de Pope me parece más destacable, más rupturista, en un entorno fosilizado como el género de superhéroes que en la vibrante, y más irredenta, escena del tebeo de autor, y es por eso que destaco las intervenciones que ha realizado en cabeceras de alta visibilidad por encima de otros títulos, digamos, más personales.

Con su particular mezcla de influencias, la densidad de sus imágenes y su continua búsqueda de un estilo propio, Pope es de los autores a los que merece la pena seguir de cerca, y el tomo Grandes autores de Vertigo: Paul Pope ofrece una estupenda oportunidad de acercase a su obra. Van aquí reunidas un buen montón de historietas que vieron la luz en publicaciones de los sellos Vertigo y Paradox Press: The Big Book of Hoaxes, Vertigo Winter's Edge, Weird War Tales Special, The Big Book of the '70s, The Dreaming, Weird Western Tales, Solo, Ghosts, Strange Sports Stories, así como ilustraciones y portadas de series como Transmetropolitan, The Sandman: The Dream Hunters o Strange Adventures.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios