cómics

En una galaxia muy, muy lejana...

  • Marvel lanzó en 1980 un experimento recordado con la revista 'Epic Illustrated'. Jim Starlin aportó a la colección 'Dreadstar', una 'space opera' a la estela de la saga de 'Star Wars'.

Una imagen de 'Dreadstar'. Una imagen de 'Dreadstar'.

Una imagen de 'Dreadstar'.

La saga de Star Wars ha tenido un impacto significativo en la cultura popular moderna. La saga puso de moda la space opera y ha influido en muchas obras de ciencia ficción, ya sea en cine, novela, televisión… y también en cómics, como Dreadstar, de Jim Starlin.

Uno de los experimentos más recordados de la industria del cómic estadounidense en 1980 fue la revista Epic Illustrated, que lanzó Marvel: una publicación que agrupaba trabajos de diversos autores de prestigio. Uno de ellos fue Jim Starlin, cuya aportación llevaría por título La Odisea de la Metamorfosis, una historia en la que la Vía Láctea se veía destruida por una raza militarista. Sin nada que ver con el Universo Marvel, los personajes se mueven en un universo propio.

Era el año de estreno de El Imperio contraataca, y Starlin construyó un universo tan interesante como el de George Lucas, con historias complejas y una caracterización de personajes impresionante.

La serie Dreadstar comenzó en 1982, y cuenta las aventuras de uno de los protagonistas de La odisea de la metamorfosis, situándole en una galaxia sumida en un conflicto bélico centenario que enfrenta a dos potencias imperialistas: la Monarquía y la Iglesia de la Instrumentalidad. Fue la primera serie de la bautizada como Línea Epic.

Dreadstar es un humano originario de Byfrexia, que después de ver cómo es destruido su mundo junto a toda la Vía Láctea, aparece en el planeta Caldor, que forma parte de la Galaxia Empírica. De fuerza descomunal y con grandes dotes de liderazgo, buscará vengarse ayudado de su inseparable espada de Aknaton, un arma que aparece y desaparece a voluntad de Dreadstar y que posee una energía increíble. En el planeta Caldor conoce al primer integrante del grupo: Oedi, un hombre-gato surgido de un experimento de la Iglesia de la Instrumentalidad que creó esta raza en busca de guerreros, pero se convirtieron en granjeros. También en Caldor, se encuentra con un antiguo Alto Obispo de la Orden de Vieltoor, Syzygy Darklock, convertido ahora en un poderoso mago.

Todos trabajan de agricultores (pese a que Darlock incita a Dreadstar a tomar parte en el conflicto), pero los acontecimientos se precipitan cuando el Ejército de la Monarquía destruye el planeta. Sólo sobreviven nuestros protagonistas. Sin hogar ni sin familia, su misión es devolver la paz a la galaxia. Dreadstar no quiere que se repita la historia...

También se une a este trío Willow, telépata ciega que ve a través de los ojos del mono Rainbow, y puede controlar cualquier aparato electrónico o cibernético. Completando el quinteto, se une el contrabandista Skeevo Phlatus, magnífico luchador y buen proveedor de cualquier material para el combate. Vanth Dreadstar y compañía se enfrentan a la tarea de poner fin al conflicto: cinco individuos contra dos imperios galácticos.

Vanth Dreadstar se encuadra en la tradición de Robin Hood, justiciero que reúne una banda de marginados para enfrentarse al Alto Señor Papal, un dictador galáctico. La misión de este Señor Papal dista mucho de ser la del típico villano empeñado en la búsqueda del poder, y el nº 11 de la serie, centrado exclusivamente en este personaje, sirve como análisis de las causas que convierten a los abusados en abusadores.

En Dreadstar nos vemos inmersos en una trama con personajes profundos y bien caracterizados, en la que los protagonistas se mueven siempre en una zona gris que hace muy complicado distinguir el bien del mal, y donde los bandos enfrentados no podrían ser calificados como los buenos o los malos… Vanth Dreadstar y los suyos deciden no tomar partido por ninguno y coger por el camino de en medio.

Jim Starlin trata en esta obra temas como la muerte, la religión, la divinidad o la manipulación. El conflicto entre la Monarquía y la Iglesia de la Instrumentalidad es una alegoría de la Guerra Fría, barnizada por los enfrentamientos medievales entre el Imperio y el Papado.

Hasta hace relativamente poco tiempo, hubo planes para que Dreadstar llegara a la gran pantalla. Finalmente llegará a televisión, medio más apto para desarrollar la obra de Starlin, creador de los cómics de El Guantelete del Infinito, la saga que se está adaptando en Los Vengadores cinematográficos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios