Algeciras

Consternación y dolor en el Campo de Gibraltar

Crimen de Algeciras: el terror camina cuesta abajo

En apenas media hora Yassine Kanjaa sembró el pánico en dos iglesias del centro de la localidad algecireña, donde mató a un sacristán, hirió de gravedad a un sacerdote y atacó a otro viandante. Intentó acceder a un tercer templo antes de ser detenido por la Policía Local, pero estaba cerrado. Una multitud abarrota la Plaza Alta de Algeciras en el minuto de silencio para condenar el ataque yihadista. La Policía no seguía al autor del ataque yihadista de Algeciras, pendiente de expulsión de España desde junio.