juzgado

El destino de las cenizas lo decide el cónyuge, no el padre de la fallecida

Un juzgado de Badajoz estima la demanda de un viudo para poder disponer libremente de las cenizas de su mujer, frente a la negativa de su suegro. La sentencia destaca la escasa jurisprudencia que existe sobre un caso como éste, pero se basa en resoluciones que dicen que una vez fallecida la persona deja de ser un sujeto de derecho para pasar a ser un objeto jurídico de naturaleza especial. Más información en www.juzgadodeguardia.es.