Belleza

Todos los beneficios del tónico facial que no sabías y que van a convertirlo en el protagonista de tu rutina de belleza sí o sí

Aplicar un tónico facial es el paso intermedio entre la limpieza y la hidratación y la verdadera clave. Aplicar un tónico facial es el paso intermedio entre la limpieza y la hidratación y la verdadera clave.

Aplicar un tónico facial es el paso intermedio entre la limpieza y la hidratación y la verdadera clave. / M. G.

El aspecto de nuestro rostro está condicionado por muchos factores. Las horas de sueño, el cansancio acumulado, el estrés, nuestra alimentación e incluso la contaminación afectan a cómo ven los demás nuestra cara y, lo más importante y fundamental, cómo la vemos nosotras. Por eso, una de las claves de belleza (por no decir la principal) es seguir una buena rutina de higiene facial con la que combatir los excesos en nuestra piel y conseguir el aspecto fresco y natural que tanto nos gusta. A la hora de establecer una rutina de higiene facial, tenemos que la limpieza y la hidratación son dos pasos fundamentales pero, ¿qué ocurre entre un proceso y otro y por qué no le damos la importancia que se merece?

La mayoría de las mujeres tienen su propio ritual a la hora de limpiarse la cara. Usar el típico algodón circular con agua micelar, ese gel especial para la piel seca, el aceite, leche o loción limpiadora y, una vez eliminado el maquillaje, una crema hidratante y a la cama o a ver la tele picando algo. Muchas mujeres piensan que con eso es suficiente a la hora de establecer una rutina de belleza, al menos así lo revela un estudio de Nutritienda, una empresa on line de productos de salud y belleza.

Según el estudio, el 83 % de las españolas se lava la cara diariamente, utilizando agua micelar (un 61 %), geles y jabones (43 %) o aceites y lociones limpiadores (36 %). Una vez que no hay ni rastro de maquillaje, el 78 % emplea una crema hidratante. Sin embargo, solo una de cada tres (35 %) reconoce que utiliza un tónico facial como paso previo entre la limpieza y la hidratación.

En ocasiones, la utilización de productos desmaquillantes como aceites, geles o agua micelar puede alterar el equilibrio del PH de nuestra piel. Por tanto es imprescindible utilizar un tónico facial adecuado al tipo de cutis como paso intermedio entre la limpieza y la hidratación. De este modo se reestablecerá el pH de la misma y eliminará el exceso de bacterias e impurezas que puedan haber quedado tras la limpieza. Pero este producto sigue siendo el gran olvidado de las mujeres españolas. Hablamos con expertos de Nutritienda para establecer una guía con todo lo que hay que saber y cómo sacar el máximo partido al tónico facial.

¿Qué es y para qué sirve el tónico facial?

El tónico facial es un producto fundamental para mantener el cutis en perfectas condiciones ya que, además de equilibrar el pH de la piel tras la limpieza, ayuda a cerrar los poros, refrescar, eliminar los restos de impurezas que puedan quedar en la piel, así como prepararla para cuidados posteriores.

"Es importante utilizar un tónico facial formulado con ingredientes naturales ya que tienen activos de origen orgánico como las aguas de flores y no contienen alcohol en su composición, por lo que no son agresivos ni producen irritaciones", nos cuentan desde Nutritienda.

¿Cuáles son los principales beneficios del tónico facial?

A pesar de que muchas mujeres no lo tengan en cuenta a la hora de establecer un ritual de belleza, incluir un tónico en la rutina de limpieza diaria aportará a nuestra piel una serie de importantes beneficios.

"El tónico facial nos ayuda a reestablecer el pH de la piel tras la limpieza facial, además de eliminar el exceso de sebo y cerrar los poros. Como consecuencia, la piel se ven mucho más sana, rejuvenecida y llena de luz", nos aseguran. A estos beneficios hay que añadirle que el tónico facial también revitaliza y calma la piel "Es importante aplicarlo después de la limpieza porque prepara la piel para que el tratamiento posterior se absorba mejor", añade Noelia Suarez, directora de comunicación de Nutritienda.

La aplicación del tónico facial ayuda a que los tratamientos posteriores actúen mejor en la piel. La aplicación del tónico facial ayuda a que los tratamientos posteriores actúen mejor en la piel.

La aplicación del tónico facial ayuda a que los tratamientos posteriores actúen mejor en la piel. / M. G.

¿Qué tipo de tónico facial elegir?

No solo vale con usar un tónico facial, sino que es muy importante elegir aquel que mejor se adapte a las necesidades de cada piel. Pero, ¿cómo se puede saber cuál es el mejor?. Se aconseja echarle un vistazo a la lista de ingredientes que componen el tónico facial para saber cuál es el ideal para nuestro tipo de piel y en base a eso decantarnos por uno u otro.

"Para tener una piel radiante es fundamental cuidarla por fuera y por dentro. Además de una buena alimentación, es muy importante una buena limpieza e hidratación y siempre utilizar los productos más adecuados para cada tipo de piel", nos ha asegurado Noelia Suarez, directora de comunicación de Nutritienda. En ese sentido, establece cuatro tipo de tónicos faciales.

  • Hidratante: Es aconsejable para pieles secas que necesitan un extra de hidratación. Los mejores ingredientes son el extracto de almendra dulce y ácido hialurónico.
  • Calmante: Es recomendable para pieles sensibles y con tendencia a rojeces. Los mejores ingredientes son el agua termal, aloe vera y hamamelis.
  • Astringente: Se recomienda para pieles grasas y con tendencia acneica, ya que ayuda a cerrar poros y a regular la producción de sebo. Los mejores ingredientes son: limón, mentol y ácido salicílico.
  • Revitalizante: Es recomendado para piel madura, ilumina el cutis y combate el daño producido por los radicales libres. Los mejores ingredientes son: té verde, granada y vitamina C.
Se recomienda aplicar el tónico facial con un disco de algodón y hacerlo a toquecitos. Se recomienda aplicar el tónico facial con un disco de algodón y hacerlo a toquecitos.

Se recomienda aplicar el tónico facial con un disco de algodón y hacerlo a toquecitos. / M. G.

¿Cómo se debe aplicar el tónico facial?

Pero no sólo es importante usar un tónico facial, también hay que tener en cuanta cómo nos lo aplicamos. Lo primero es haber realizado una buena limpieza facial previamente. Para ello habremos utilizado agua micelar, bruma facial, leche limpiadora, aceite o cualquier otro producto.

Finalizado el proceso de limpieza, hay que humedecer un disco de algodón con unas gotas de tónico y pasarlo suavemente por el rostro y cuello. Es mejor acompañarlo con un pequeño masaje para activar la circulación. Después de utilizarlo, hay que esperar a que la piel del rostro se seque para aplicar la crema hidratante o tratamiento habitual.

Noelia Suarez, directora de comunicación de Nutritienda.com, ha dicho: “Para tener una piel radiante es fundamental cuidarla por fuera y por dentro. Además de una buena alimentación es muy importante una buena limpieza e hidratación, y siempre utilizar los productos más adecuados para cada tipo de piel. ¡Las opciones son casi ilimitadas y hacen más fácil encontrar el producto perfecto para nuestra piel! Pero lo más importante es que desde Nutritienda.com animamos a todas a que limpien su cutis todos los días con los productos que más nos gusten o los más adecuados para nosotras y a que hidratemos nuestro rostro pero no nos olvidemos que el tónico facial es un paso fundamental entre la limpieza y la hidratación que aporta muchos beneficios a nuestra piel.”

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios