Belleza

Cinco consejos para evitar que te salgan granitos con la mascarilla y, además, cuidar tu piel

Utilizar la mascarilla más tiempo del recomendado puede provocar la aparición de granitos. Utilizar la mascarilla más tiempo del recomendado puede provocar la aparición de granitos.

Utilizar la mascarilla más tiempo del recomendado puede provocar la aparición de granitos. / M. G.

Ya estamos más que acostumbradas al uso de mascarillas. Sabemos que llevarlas es la única forma de evitar la propagación del coronavirus y tenemos claro que llevarlas no es una opción, es una obligación. Tan asumido tenemos que debemos llevarlas, que ya hasta nos hemos atrevido a volver a nuestras rutinas habituales de maquillaje.

Y no sólo eso, también hemos decidido volver a pintarnos los labios, porque ya sabemos cuáles son los trucos para evitar que se nos manche la mascarilla y que se nos difumine todo el labial. Lo que todavía no terminamos de controlar son los efectos adversos que la mascarilla provoca en nuestra piel. El acné, las irritaciones, la sequedad o las rojeces son algunas de las consecuencias que sufre nuestra piel a raíz de llevar mascarilla.

A estas alturas es raro la persona que no ha sufrido los efectos del maskné en su propia piel. Según los dermatólogos, el roce constante con las fibras de las mascarillas y la humedad persistente del aliento provocan que las bacterias se acumulen junto a la grasa de la piel y aparezcan granitos en la zona de la barbilla. Podemos probar productos específicos para tratar la piel y minimizar la aparición de granitos e incluso utilizar productos concretos creados para el efecto maskné, pero también es muy importante que sigamos una serie de recomendaciones y consejos para cuidar la piel y evitar la aparición de granitos, rojeces e irritaciones.

Para ello hemos hablado con Laia Martín, training manager de la firma danesa Grums Aarhus en España, que nos da cinco consejos para evitarlo y, además, nos recomienda un sérum de formulación ligera perfecto para estos tiempos de pandemia y mascarilla.

La limpieza facial es vital

Laia Martín aconseja ser muy escrupulosa con la limpieza. "Ahora más que nunca es importante que no te saltes la rutina de higiene facial, que debes hacer dos veces al día. Aconsejo utilizar geles y jabones específicos para el acné o pieles sensibles y no dudes en utilizar una mascarilla limpiadora una o dos veces a la semana para una limpieza más profunda", recomienda la experta.

Cambia tu mascarilla

Desde que comenzara la pandemia, médicos y expertos han advertido de manera constante sobre la importancia de utilizar las mascarillas el tiempo recomendado. Además de cumplir con los tiempos para evitar que las mascarillas pierdan su efectividad, también es importante hacerlo para evitar que se te irrite la piel y te salgan granitos. "Además de mantener limpias tus mascarillas reutilizables, si tienes un brote de acné en la zona, pásate a las mascarillas quirúrgicas y sigue a rajatabla los tiempos de utilización", nos aconseja la experta Laia Martín.

Utiliza tónicos específicos en la zona

Sabemos que el tónico es un elemento fundamental e indispensable dentro de nuestra rutina de higiene facial. Restablece el pH de nuestra piel y finaliza el proceso de limpieza, eliminando posibles restos de suciedad del rostro y ayudando a cerrar los poros, por eso, si queremos evitar (o minimizar) la aparición de granitos, el tónico debe estar más presente que nunca en nuestros cuidados de belleza. Además, es importante que utilicemos productos específicos.

"El ácido salicílico, el glicólico, láctico, entre otros, pueden ayudarte a mantener a raya los granitos. Eso sí, no los utilices si tienes heridas y siempre es conveniente consultar al dermatólogo antes de introducir determinados productos en tu rutina", nos aconseja Martín.

Evita tocar la zona

¿Cuántas veces te habrá dicho tu madre durante tu adolescencia que no te tocases los granitos? Puede que en aquella etapa de tu vida no le echases mucha cuenta por aquello de llevar a cabo un pequeño acto de (estúpida) rebeldía, pero ahora debes hacer caso a aquella advertencia de tu madre que la experta Laia Martín también secunda.

"Sabemos que es complicado, pero es lo más importante. Podemos pasar muchas bacterias a la piel y conseguir que se infecte. Evita tocarte la cara siempre que puedas", nos aconseja la experta.

Trata la barbilla como una zona diferente

A veces tenemos que tratar diferentes zonas del rostro de distinta manera, sobre todo porque sus necesidades no son las mismas y podemos estar agravando todavía más un problema cuya solución es sencilla.

Quizás, en esta última época, la crema hidratante que usas es demasiado para esa zona, por lo que es recomendable que pruebes a utilizar un sérum o una crema más ligera. "Por su fórmula limpia e hipoalergénica, aconsejo utilizar Hydracalm Face Serum de Grums Aarhus, que va muy bien para pieles sensibles, ya que ayuda a mantener la piel sana gracias a sus relajantes propiedades antioxidantes y protectoras del extracto de posos de café reciclado; mientras que el ácido hialurónico y la glicerina, proporcionan un fuerte efecto de retención del agua que aumenta la hidratación y la elasticidad de la piel", recomienda la experta.

Sérum de café de la firma Grums Aarhus. Sérum de café de la firma Grums Aarhus.

Sérum de café de la firma Grums Aarhus. / M. G.

Se trata de un sérum que es un trío hidratante -a base de plantas- que ayuda a reducir la pérdida de humedad, fortalece la barrera cutánea y favorece la producción natural de ácido hialurónico de la piel. Tiene un precio de 34,95 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios