UNIVERSIDAD DE ALMERÍA

Alumnos de Educación Social harán prácticas en el Banco de Alimentos

  • La institución académica y la ONG firman un acuerdo de colaboración para promover el voluntariado, la participación ciudadana y el asociacionismo, así como la cooperación en campañas de recogida de alimentos

La Universidad de Almería y la Fundación Banco de Alimentos-Almería han suscrito un documento marco que establece que las áreas generales de colaboración, sin excluir otras que en su momento puedan ser consideradas de interés, serán la promoción del voluntariado, participación ciudadana y asociacionismo, la cooperación en actividades de sensibilización y formación en el ámbito del voluntariado y la cooperación al desarrollo, la puesta en marcha de proyectos de investigación y estudios de problemas sociales, la cooperación en campañas de recogida de alimentos y el desarrollo de prácticas curriculares.

También se contempla la realización o financiación conjunta de programas específicos de investigación y formación y la puesta en marcha de jornadas y cursos de formación. El seguimiento y evaluación de este convenio se realizará, por parte de la Fundación Banco de Alimentos-Almería a través de su patronato, y por el Vicerrectorado de Estudiantes, Extensión Universitaria y Deporte.

La firma del acuerdo ha corrido a cargo del rector de la Universidad de Almería, Pedro Molina, que señala la importancia de las prácticas curriculares que, a partir del próximo curso, podrán realizar los alumnos en esta ONG, y de Manuel González Peña, vicepresidente de la Fundación Banco de Alimentos-Almería. González Peña apunta que el convenio es, para el Banco de Alimentos, “una inyección de juventud y conocimiento”.

Los contactos entre la Universidad de Almería y la Fundación Banco de Alimentos-Almería comenzaron hace ahora dos años. En este tiempo, la relación entre ambas instituciones se ha consolidado hasta el punto que el pasado mes de diciembre, la Universidad comunicó a esta ONG la donación de 12.000 euros, dinero correspondiente a las detracciones de las nóminas de todos los trabajadores de la Universidad que secundaron la huelga general el 14-N. La propuesta de hacer esta donación partió de la Junta de Personal del personal de administración y servicios de la universidad por unanimidad de todos sus representantes y posteriormente fue ratificada por el Consejo de Gobierno de la Universidad.

La cantidad llegó al Banco de Alimentos el pasado mes de marzo. “Es la donación más grande que hemos recibido nunca y, posiblemente, la más generosa que recibamos jamás. Si algún día vienen mal dadas, utilizaremos ese dinero”, pronunciaba el vicepresidente de la Fundación Banco de Alimentos, Manuel González Peña. La comunidad universitaria también colaboró con el Banco de Alimentos en la campaña La Gran Recogida desarrollada a finales del pasado mes de noviembre, llegándose a superar los 600 kilos de alimentos.

“Todo esto es mucho más de lo que pensamos cuando iniciamos los contactos”, decía González Peña, para quien el próximo objetivo es que alumnos de Educación Social colaboren con el Banco de Alimentos en la visita a asociaciones benéficas para conocer sus necesidades y ayudarlas en su labor. “Ellos son los que están en primera línea de combate contra la pobreza y también debemos ayudarles”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios