UNIVERSIDAD DE CÓRDOBA

Un 'arqueódromo' para despertar vocaciones

  • Las instalaciones ocultan una vivienda musulmana que los alumnos deben descubrir · La iniciativa pretende aproximar las tipologías y funciones de la cerámica árabe y sus diferentes decoraciones

Comentarios 0

Acercar y concienciar acerca de la riqueza del patrimonio cordobés es el objetivo principal de la iniciativa Arqueología Somos Todos, un proyecto que puso en marcha hace ya casi tres años la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Córdoba (UCO). El proyecto surgió “como colofón al convenio de colaboración” suscrito entre la Gerencia de Urbanismo y la institución académica “para trasmitir conocimiento y devolver la historia y los resultados de las investigaciones”, según explica Ana Ruiz, doctora en Arqueología y coordinadora del proyecto de difusión, que incluye conferencias, talleres y visitas guiadas, entre otros.

Una de las singularidades del proyecto es la puesta en marcha de un arqueódromo en uno de los patios de la Facultad de Filosofía y Letras, un recinto que abrió sus puertas a finales de 2012. Se trata de una herramienta con la que la institución pretende dar a conocer cómo se trabaja en una excavación, aunque no la recrea como tal, sino “que es una simulación”, aclara Ruiz. Así las cosas, el arqueódromo habilitado esconde una antigua vivienda islámica, que los visitantes tienen que descubrir. Para ello, se les entrega todo el material e instrumental necesario en una excavación arqueológica. Tras descubrir los restos, continúa Ruiz, se vuelve a tapar con tierra. “Ellos tienen que manipular la tierra y las herramientas”, detalla y añade que la visita incluye el paso por diferentes actividades. Con esta iniciativa, apunta, se trata también de “despertar nuevas vocaciones científicas”.

Con este tipo de visitas, los alumnos se aproximan a las tipologías y funciones de la cerámica islámica, así como sus decoraciones, a saber: motivos epigráficos, geométricos, vegetales y figurativos. Igualmente, comparan recipientes como ollas, orzas, tinajas, ataifores o platos, y candiles, entre otros, con los que se utilizan en la actualidad. La funcionalidad es la misma, pero tanto los materiales empleados para la realización de los mismos como la decoración es completamente diferente.

A continuación y, tras recibir las explicaciones pertinentes, los alumnos se convierten en decoradores alfareros islámicos y pintan un plato en barro cocido. Una vez terminada esta actividad, los escolares reconstruyen las distintas piezas de un mismo utensilio cerámico fragmentado.

Por el momento, los que han podido aprender e introducirse de lleno en el mundo de la arqueología han sido los alumnos del colegio público Mediterráneo y del centro privado Alauda. Además, el recinto sirve también para que los alumnos de Historia del Arte y de Historia de la Universidad de Córdoba. La institución académica cordobesa es la única de Andalucía que cuenta con este servicio.

Ruiz también anuncia algunas de las previsiones que tiene para potenciar el arqueódromo y el proyecto Arqueología Somos Todos de la Universidad de Córdoba, tales como poner en marcha en verano una escuela infantil para que los más pequeños descubran esta ciencia. Éste no es el único anuncio que hace la doctora en Arqueología de la Universidad de Córdoba, ya que también avanza que tiene la intención de iniciar un programa específico para colegios, que se celebrará los viernes por la tarde y los sábados por la mañana.  

más noticias de CÓRDOBA Ir a la sección Córdoba »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios