UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

Villa Adriana, en peligro

Comentarios 0

El emperador sevillano Adriano obsesionado por la arquitectura levantó en el siglo II un complejo de más de 30 edificios en una zona de 120 hectáreas en el que emplazó su residencia y su corte. “Nunca se había hecho nada igual” relata exultante Rafael Hidalgo, arqueólogo de la Universidad Pablo de Olavide y director de excavaciones del teatro greco de Villa Adriana. “El uso de la perspectiva, de las bóvedas, de plantas circulares” fue excepcionalmente innovador. Le Corbusier y los arquitectos modernos acudían a este enclave ubicado en Tívoli, a 30 kilómetros de Roma, “para inspirarse".

Villa Adriana es uno de los yacimientos más importantes de Italia. Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1999, es centro de interés de los arqueólogos desde hace siglos por su magnitud y excepcional estado de conservación. Allí han trabajado grandes equipos alemanes, franceses, holandeses, británicos y, por supuesto, italianos, pero nunca españoles. En 2003 el Ministerio de Cultura Italiano invitó al Seminario de Arqueología de la Universidad Pablo de Olavide a participar en las excavaciones porque interesaba la presencia de arqueólogos que también conocieran Itálica, la ciudad natal de Adriano.

El equipo de Rafael Hidalgo es, por tanto, el primer español que ha puesto un pie en Villa Adriano, pero también es el único extranjero que 10 años después sigue. “Es muy difícil llegar, pero muy fácil salir”, explica el arqueólogo de la UPO porque “la proyección mundial y el renombre internacional que da este yacimiento hace que la competencia por entrar y el nivel de requerimientos sean muy altos”.

El Ministerio de Cultura aprobó en su convocatoria de 2012, ahora bloqueada por Hacienda, un fondo de 10.000 euros para apoyar los trabajos de la Pablo de Olavide en Villa Adriano. “Ahora mismo el riesgo de vernos obligados a dar por terminadas las excavaciones es grandísimo”, apunta el director. “No creo que podamos seguir sin el apoyo del Ministerio”, insiste Rafael Hidalgo, y no sólo porque se quede sin dinero, sino también porque pierde el apoyo institucional. “Ese respaldo es muy importante para buscar mecenazgos. No es lo mismo ir como un francotirador que con el apoyo de tu Administración”.

Las excavaciones españolas en Villa Adriana han contado con anterioridad con fondos privados. El Ministerio de Cultura destinó 35.000 euros en 2011, que sumados a las ayudas privadas proporcionadas por la fundación Botín y de la Universidad Pablo de Olavide permitieron montar la campaña. El año pasado se puso en marcha “una campaña de mínimos y de continuidad” con fondos propios de la UPO. Para 2013, sin apoyo económico ni institucional, Rafael Hidalgo, Hidalgo duda del futuro español en Villa Adriana, aunque, de la mano de la Pablo de Olavide, busca con denuedo recursos privados.

Las excavaciones en el teatro greco concluyeron en 2012, pero el Ministerio de Cultura italiano ha permitido al equipo sevillano que siga adelante y le ha adjudicado la excavación del palacio imperial de Adriano, primera zona residencial que construyó el emperador sevillano .

La década invertida en el teatro Greco ha tenido también una vertiente formativa y académica notable: cerca de 150 alumnos de licenciatura, máster y doctorado han realizado prácticas de arqueología en este enclave, se ha publicado un libro y una monografía, otra está en preparación y hay dos tesis en desarrollo.

más noticias de PABLO DE OLAVIDE Ir a la sección Pablo de Olavide »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios