David con Goliat

  • La Universidad de Huelva, a través de María Cuaresma Franco, participa en un proyecto internacional para obtener plásticos a partir de microalgas que elaboran 20 grupos de universidades y empresas europeas

Comentarios 0

La luz y la temperatura han sido fundamentales para que la Universidad de Huelva forme parte del consorcio internacional que, con un presupuesto de nueve millones de euros, investiga la elaboración de polímeros industriales a partir de microalgas, en lugar de petróleo. Se trata del proyecto Splash.

María Cuaresma Franco, doctora por las universidades de Huelva y Wageningen (Holanda) admite que las condiciones climatológicas han favorecido la colaboración científica entre ambas instituciones académicas porque los holandeses son pioneros en el estudio de las microalgas, con una reconocida cualificación en ingeniería de bioprocesos pero arrastran el handicap de una climatología adversa y el cultivo de las algas “precisa de dos condiciones fundamentales: disponibilidad de luz y temperaturas moderadas” que sí se encuentran en el Centro Internacional de Estudios y Convenciones Ecológicas y Medio Ambientales de Huelva, donde hay una planta piloto para el cultivo de microalgas.

La finalidad de la investigación es que polisacáridos e hidrocarburos producidos por las microalgas puedan ser utilizados como materia prima en la elaboración de plásticos -poliésteres y y poliolefinas- que se puedan utilizar en la fabricación de envases, cuerdas o fibras, entre otros productos. El proyecto, en el que participan 20 grupos procedentes tanto de universidades como de empresas, realizará el trabajo a lo largo de cuatro años. Durante este tiempo, María Cuaresma Franco se ocupa de optimizar el cultivo de algas y conseguir la máxima producción de las moléculas de interés para obtener los polímeros. 

más noticias de ACTUALIDAD Ir a la sección Actualidad »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios