España, cuarto país europeo con las tasas académicas más caras

  • Los mayores aumentos se han producido en Cataluña y Madrid, los menores en Galicia y Andalucía · La cuantía de las becas cae hasta alcanzar los niveles del curso 2004/2005, de acuerdo con un informe elaborado por la Conferencia de Rectores ·

España es el cuarto país europeo con las tasas académicas más caras. Un informe de la Conferencia de Rectores de España (CRUE) recoge cómo en el curso 2013/2014 el coste de la matrícula de grado alcanzaba un promedio de 1.257 euros, “solo superada por el Reino Unido (4.409 euros), irlanda (2.500 euros) e Italia (1.300 euros). En el extremo opuesto figura Alemania, país en el que la casi totalidad de sus regiones han abolido las tasas.

El estudio de la entidad que agrupa a los rectores universitarios señala que desde que se aprobó el Real Decreto Ley 14/2012, la norma que dio luz verde a los principales recortes en educación para contener el déficit público, “las diferencias en los precios públicos aprobados en las distintas comunidades autónomas se ha ampliado de forma progresiva, agudizando las diferencias entre ellas”. El informe elaborado por los profesores Juan Armenteros (Universidad de Jaén) y José Antonio Pérez García (Universidad Politécnica de Valencia) precisa que todas las regiones han incrementado desde 2008 los precios, pero la intensidad de estas subidas es muy dispar. Mientras Cataluña ha aplicado un aumento del 158% en el coste del crédito, en Madrid ha sido del 117%, y en la Comunidad Valenciana casi un 94%, Galicia solo aumentó el 5%, Andalucía lo hizo en un 9,7% y Cantabria en un 10%.

De esta forma, frente a la homogeneización del coste de los estudios que había caracterizado tradicionalmente la universidad española, en este momento se ha implantado una profunda asimetría.

Los autores agregan un segundo punto de vista a tener en cuenta: La subida de las tasas impacta de lleno en la renta familiar y en el esfuerzo económico que hay que hacer para costear los estudios superiores. “La disparidad entre comunidades también es acusada en este sentido”. En Cataluña, la matrícula universitaria representa el 7,5% de la renta per capita, en Madrid y la Comunidad Valenciana supone el 6,4% y en Extremadura el 5,9%. Sin embargo, en el País Vasco solo significa el 3,4% de la renta media por persona, en Galicia el 3,5% y en Cantabria el 3,8%. En este sentido subrayan que no existe relación entre precios públicos y renta per capita regional.

Por otra parte, el informe del curso 2013/2014 también analiza el estado de la situación de las becas. El curso pasado el número de ayudas aumentó un 41% respecto a las que había en 2008. Esta subida, no obstante, no responde a que el sistema fuese más generoso, sino a “la pérdida generalizada de poder adquisitivo de los españoles desde la crisis”. Es decir, eran más los alumnos con rentas familiares dentro de los umbrales establecidos para aspirar una beca.

Sin embargo, la cuantía media que recibió cada becario se situó en 2.562, “retrocediendo hasta niveles de 2004/2005”. La diferencia entre regiones también es significativa desde el punto de vista de las becas. Las mayores caídas en el importe de las ayudas del Ministerio de Educación se produjeron en Galicia y Andalucía (-21%), y Murcia (-19%), mientras que en Cantabria (-1,9%), Comunidad Valenciana (-6%) y Madrid (-6,5) registraron los menores retrocesos.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios