Actualidad en Córdoba

Europa reconoce las buenas prácticas de la UCO

  • Una encuesta desvela que la necesidad de la identificación de un mentor, de modo análogo a la figura de asesor académico, es una de las necesidades del sector

Grupo investigador en la UCO Grupo investigador en la UCO

Grupo investigador en la UCO

La Unión Europea ha concedido a la Universidad de Córdoba (UCO) el sello Human Resources Strategy for Researchers (Hrs4r), que reconoce el esfuerzo de la institución académica como entidad que financia la I+D al adoptar una serie de buenas prácticas en materia de contratación de investigadores y personal técnico.

La vicerrectora de Investigación de la UCO, Teresa Roldán, reconoce que recibir esta distinción representa “una gran satisfacción, porque se reconoce la estrategia de la institución enfocada a obtener la excelencia en la contratación de investigadores. No obstante, asegura también que contar con este sello de calidad representa “una responsabilidad y un estímulo a continuar trabajando en la mejora de las condiciones en las que desarrolla su labor nuestro personal investigador”. “Somos conscientes de que nuestro principal activo son los recursos humanos y que gracias a nuestro personal investigador ocupamos los primeros puestos en los diferentes rankings entre las universidades españolas en cuanto a actividad investigadora”, añade.

Junto a la UCO, la Universidad de Granada y la Agencia Andaluza del Conocimiento también han obtenido este sello en la región.

Roldán detalla el proceso que se ha seguido para que finalmente Europa distinga a la UCO con este sello y señala que, para ello, se realizó un análisis interno que permitió conocer el grado de alineamiento de la UCO con la Carta Europea del Investigador y el Código de Conducta para la contratación de investigadores. Así, como resultado de dicho análisis “se identificaron los puntos más importantes de mejora en los que incidir en los próximos dos años, estableciendo un plan de acción”, indica. La vicerrectora avanza que será en el plazo de estos dos años cuando “tocará realizar una autoevaluación intermedia que determine el grado de cumplimiento del plan de acción previsto, estableciendo las medidas correctoras necesarias, en caso de desviación, para asegurar la consecución de los objetivos”. Roldán se muestra confiada en que “dentro de cuatro años, en la evaluación externa por parte de la Comisión Europea, mantengamos el sello HRS4R, porque eso significará que las cosas se han continuado haciendo bien”.

Según los datos aportados por Roldán, para hacerse con esta distinción se realizó una encuesta entre el personal de la UCO involucrado en investigación, en el que se incluyó al personal funcionario y personal laboral en las diferentes etapas, además del personal administrativo. A todos ellos se les preguntó sobre el grado de consecución y el grado de relevancia en cada uno de los 40 principios recogidos en la Carta Europea del Investigador y el Código de Conducta. “Todos los principios recibieron una calificación superior al aprobado (2,5 puntos sobre 5), y 16 de ellos superior a 3,5 lo que pone de manifiesto que la UCO lleva recorrido un buen camino”, subraya.

No obstante, con objeto de mejorar, a la vista de los resultados, un grupo de trabajo constituido por representantes de todos los sectores implicados trazó un plan de acción, a desarrollar en los dos próximos años, cubriendo los principios que habían obtenido la menor puntuación. “Al otorgarnos el sello, la Comisión Europea ha reconocido que se ha llevado a cabo un análisis riguroso, involucrando a todo el personal investigador y estableciendo un plan de acción preciso y con clara división de responsabilidades”, insiste.

Entre los aspectos mejor valorados por el personal investigador de la UCO se encuentran el hecho de que en la Universidad de Córdoba “no existe discriminación por razón de género, edad, etnia, nacionalidad, origen social, religión, creencias u orientación sexual”, destaca la vicerrectora. Otro de los aspectos más valorados por el personal universitario, a tenor de la citada encuesta, es que “se fomenta la libertad de pensamiento, el respeto a las prácticas y principios éticos fundamentales y se realiza un importante esfuerzo para que la investigación sea relevante para la sociedad y por difundir los resultados de la misma”, apunta.

Y mientras los citados aspectos son los más valorados, los que más preocupan al persona de la UCO se centran en la propia carrera investigadora, como la necesidad de la identificación de un mentor, de modo análogo a la figura de asesor académico, “que proporcione consejo al personal investigador durante todas las etapas de la carrera y le ayude en la búsqueda de empleo, la estabilización y la compaginación de las labores docentes e investigadoras”, reconoce la vicerrectora de Investigación.

Así, Roldán informa de que para mejorar todos estos aspectos el plan de acción incluye la organización de seminarios y sesiones informativas sobre las diferentes estructuras y normativas existentes en la UCO, la investigación y la innovación responsables o las diversas posibilidades de captación de fondos para la investigación, entre otros aspectos. También la creación de una base de datos centralizada de movilidad de investigadores que permitirá reconocer dicha movilidad, al tiempo que facilitar la integración de los investigadores estableciendo contacto con personas que están o han estado en su misma situación. La vicerrectora, además, avanza que la figura del mentor será, asimismo, reforzada y que se aumentará la visibilidad de las convocatorias de contratos en el Portal Euraxess. Todo ello, concluye, “unido al esfuerzo que se viene realizando para la captación de talentos con diferentes convocatorias dentro del Plan Propio de Investigación de la UCO, nos ayudará a seguir incorporando a nuestra institución al personal investigador mejor preparado”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios