Actualidad en Córdoba

Las buenas notas de los profesores de la UCO

  • La mayoría de los docentes de la institución académica superan las evaluaciones del programa Docentia, en el que participa el alumnado

Alumnos es de la Facultad de Filosofía y Letras de la UCO. Alumnos es de la Facultad de Filosofía y Letras de la UCO.

Alumnos es de la Facultad de Filosofía y Letras de la UCO.

La Universidad de Córdoba (UCO) cuenta con un plan con el que evalúa la labor de su profesorado. Se trata del programa Docentia-Córdoba, cuyo objetivo ha sido desde su implantación, según explica el vicerrector de Personal de la institución académica, Isaac Túnez, el de disponer de un sistema de evaluación del profesorado que “permitiese mejorar y perfeccionar las actividades y actuaciones relacionadas con la docencia universitaria”. Para Túnez, “la actividad docente es algo más que la demostración de una serie de competencias y/o aptitudes, donde también participa la planificación del proceso de enseñanza, el desempeño o desarrollo, los resultados, las estrategias y dinámicas docente de enseñanza-aprendizaje utilizadas y la evaluación, así como la formación continua, la innovación y la mejora de la calidad docente”.

Pese a la voluntariedad del programa, hasta la segunda convocatoria de este año se han realizado 492 evaluaciones, lo que supone una cifra superior al 40% del profesorado. Túnez también hace referencia a los buenos resultados que han dado estas evaluaciones –en las que participa el alumnado a través de encuestas de opinión-, ya que “que todos los profesores evaluados han obtenido informe favorable y la mayoría de ellos calificaciones superiores a 80 puntos sobre 100”. Y es que, las evaluaciones van de 50 a 100. Si la evaluación es favorable -lo que supone tener entre 50 y 100 puntos-, los docentes obtienen desde un informe favorable para la concesión de complementos de calidad docentes, hasta un informe favorable para obtener la acreditación nacional a los cuerpos docentes de universidad y, además, la autorización para dirigir e impartir cursos de formación para la mejora de la calidad docente. En el caso contrario, es decir, aquellos profesores que obtengan tras la evaluación menos de 50 puntos, además de tener que cumplir el citado plan de mejora, obtendrán un informe desfavorable para la acreditación nacional a los cuerpos docentes. Según consta en el programa Docentia, el departamento al que esté adscrito el profesor que no obtenga todos esos puntos también se le podrá recomendar "la modificación de la asignación docente, de forma que no pueda elegir aquella asignatura en la que sistemáticamente haya sido mal evaluado". Al respecto, Túnez señala que “el propio reglamente que indica que para estos profesores, en caso de darse tal situación, se elaboraría tras un estudio minucioso un Plan Personalizado de mejora. Adicionalmente y consecuencia de ello tendría sus repercusiones sobre su propia acreditación nacional a otras figuras de profesor en las que pudiese acreditarse e, incluso en la asignación docente”.

El Programa Docentica fue impulsado por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación y desarrollado por la Universidad de Córdoba a través de un convenio establecido con la Agencia Andaluza de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca). Fue en 2008 cuando se aprobó el documento marco a nivel andaluz (Docentia-Andalucia), siendo contextualizado en la Universidad de Córdoba a través del Programa Docentia-Córdoba. Tras un periodo piloto fue 2011 cuando se estableció su convocatoria regular. Hasta la fecha, se han desarrollado 18 convocatorias; tres por cada ejercicio académico. Túnez destaca que el programa de la UCO cuenta con “certificación de la Aneca a nivel de diseño y aplicación de desarrollo propio para su gestión” y subraya que esta distinción “nos ha llevado a que dicha aplicación haya sido objeto de interés reciente por diferentes universidades andaluzas, como las de Jaén, Málaga, Almería y Granada, con las que se está en conversaciones para el posible establecimiento de convenios de cesión”.

El programa se estableció en sus inicios con un período de implantación de cinco años, durante este tiempo tendría carácter voluntario. “Sin embargo, la Universidad de Córdoba continúa en el empeño constante de perfeccionar el modelo y, por eso, se ha aprobado una modificación del mismo este mismo año y se haya marcado como objetivo próximo la certificación de la implantación del mismo”, anota el vicerrector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios