Los estudiantes del examen MIR sufren estrés crónico

  • Un estudio desvela que la mayoría de los aspirantes a esta prueba que les permite acceder a la especialización médica presentan síntomas de ansiedad durante los siete meses que dedican a prepararse.

Más de 13.000 estudiantes de toda España se examinaron el 1 de febrero del examen MIR, la prueba que les permite acceder a su formación como especialistas. La mayoría ha sufrido durante el periodo de estudio estrés crónico y ansiedad. Esta es la principal conclusión a la que han llegado investigadores de la Universidad de Granada, en un artículo cuyos resultados ha publicado la revista Stress: The International Journal on the Biology of Stress. Su trabajo, el primero de estas características que se realiza en nuestro país, era determinar el nivel de estrés psicológico de los estudiantes de MIR de España y evaluar los posibles cambios que experimentan en la liberación de cortisol, una hormona esteroidea producida por la glándula suprarrenal que el organismo libera como respuesta al estrés.

Los científicos evaluaron, durante un período de siete meses, el tiempo medio de preparación del examen, los cambios fisiológicos y psicológicos que experimentó un grupo formado por 36 graduados en Medicina, de los cuales 13 eran hombres y 23 mujeres, con una media de edad de 24,2 años.

Incremento de cortisol

Durante este tiempo, los investigadores comprobaron que los estudiantes de MIR presentaron niveles más altos de ansiedad que la población española de referencia, así como un incremento muy significativo de cortisol. Este aumento se produjo sobre todo en los días en que se enfrentaban a un simulacro del examen y, particularmente, el día del simulacro real. Ese día, una semana antes del examen del MIR, los alumnos experimentaron el mayor nivel de estrés, siendo mayor, incluso, que el día de la prueba real.

Además, los participantes mostraron un aumento del estrés autopercibido, habiendo diferencias por sexos: las mujeres no se veían a sí mismas como estresadas, pero las pruebas sugerían que sí lo estaban. Por el contrario, los hombres se reconocían más estresados que ellas, si bien los resultados indicarían que los parámetros psicológicos eran los mismos que el de sus compañeras.

El autor principal de este trabajo, el profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada José María Peinado Herreros, apunta que a la luz de los resultados de esta investigación “es necesario enseñar a los estudiantes de MIR no sólo a responder un cuestionario, sino también a controlar su estrés ante un examen en el que se juegan su futuro”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios