INVESTIGAR EN ALMERÍA

Almería lucha y busca soluciones para la escasez de cultivo

  • La UAL encuentra soluciones para los cultivos hidripónicos o el défict hídrico de los acuÍferos

Una mujer en una plantación de invernadero de Almería. Una mujer en una plantación de invernadero de Almería.

Una mujer en una plantación de invernadero de Almería.

Almería atraviesa peor sequía de los últimos tiempos. Ha perdido incluso el aporte del trasvase de El Negratín porque sus reservas ya no lo permiten. Los acuíferos han sufrido una sobreexplotación durante los últimos años y las lluvias brillan por su ausencia. Aun así, la provincia ha sabido inventar para dar rienda suelta a la mayor industria agrícola de toda la comunidad andaluza.

Se establecieron sistemas efectivos como el riego por goteo o los cultivos hidropónicos, aquellos que se desarrollan sin suelo a base de sustratos y que, por tanto, necesitan un aporte menor de agua. Es ahí donde está trabajando la Universidad de Almería en colaboración con la Escuela de Agrónomos de la Universidad Politécnica de Cartagena. Intentan llevar el cultivo hidropónico a un circuito cerrado en el que intentar reducir los residuos del propio sistema de cultivo al mínimo, haciéndolo circular y tratando los drenajes.

Más adelante, cuando se desarrolle la parte analítica de resultados, se determinarán los beneficios del sistema propuesto. Este es, sin duda, un paso adelante sobre los sistemas actuales de agricultura en suelo o de hidropónicos con sistemas abiertos.

Parte de los desarrolladores del trabajo encabezado por José Francisco Maestre Parte de los desarrolladores del trabajo encabezado por  José Francisco Maestre

Parte de los desarrolladores del trabajo encabezado por José Francisco Maestre

Los cultivos sin suelos (hipodrónicos o aeropónicos) son una alternativa imprescindible, que optimiza los beneficios en el empleo de estructuras que mejoran las condiciones medioambientales, cuyo principal objetivo es eliminar o disminuir los factores limitantes del crecimiento vegetal sustituyéndolo por otros soportes de cultivo y aplicando técnicas de fertilización alternativas.

Los ensayos se realizarán en la finca experimental ANECOP, de la Universidad de Almería. El trabajo que se va a desarrollar consiste en "comparar distintas mezclas de agua desalada con agua de pozo, y el sistema de cultivo convencional en la zona, el de arenado, más en concreto el principal el del tomate, frente al cultivo hidropónico con recirculación de la solución nutritiva", explica el profesor involucrado en el proyecto, José Francisco Maestre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios