INGENIERÍA

La UPO desarrolla robots para inspeccionar la red de alcantarillado

  • La Universidad Pablo de Olavide participa en un proyecto europeo de investigación sobre robótica urbana junto a las universidades de Sevilla y Huelva · Cuenta con una financiación de 550.000 euros por parte de la Comisión Europea.

Equipo de investigadores dirigidos por el profesor Luis Merino.

Un equipo de investigadores del área de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad Pablo de Olavide (UPO), dirigido por el profesor Luis Merino Cabanas, participa en un proyecto de investigación financiado por la Comisión Europea con 550.000 euros para el desarrollo de robots para aplicaciones urbanas. Concretamente, se trata de un prototipo para la inspección de alcantarillas que nace de la necesidad manifestada por la empresa pública Barcelona Cicle de l'Aigua, encargada de la gestión del alcantarillado de la capital catalana.

El prototipo está siendo desarrollado por un consorcio formado por la UPO, la empresa portuguesa IDMind -líder del proyecto- y la Universidad de Sevilla, en el marco del PDTI SIAR (Sewer Inspection Autonomous Robot). El proyecto se engloba en la iniciativa Echord: The European Coordination Hub for Open Robotics Development, que financia proyectos de innovación tecnológica que buscan satisfacer necesidades expresadas por los grupos de interés, y en particular por entidades públicas.

“Una parte de los más de 1.000 kilómetros de la red de alcantarillado de la ciudad es inaccesible por los operarios, por lo que el prototipo es de mucho interés”, subraya el investigador Luis Merino. “El prototipo se probará en dicha red de alcantarillado, y esperamos que sus resultados sean extensibles a otras ciudades y aplicaciones relacionadas”, añade el experto. El equipo de investigadores de la Escuela Politécnica Superior de la UPO se encargará de diseñar los “sentidos” del robot, de modo que éste pueda percibir obstáculos, realizar mapas en 3D y reconocer defectos en las alcantarillas. También diseñará el sistema de navegación del robot para que éste pueda explorar el sistema de alcantarillado de forma autónoma.

Con este proyecto, según señala Merino, “el equipo de investigación potencia su línea robótica de servicio, que se ocupa del desarrollo de robots que ofrecen servicios fuera de las factorías, típicamente en entornos con humanos o como complemento de trabajadores” Merino forma parte del grupo Robótica, Visión y Control, creado hace más de 20 años. En este proyecto participan investigadores de la Hispalense, la Olavide y la Universidad de Huelva bajo la dirección de Aníbal Ollero, profesor de la Hispalense.

El experto, que se incorporó como profesor de la UPO en 2004, ha participado también en el desarrollo de Frog, un robot de servicios de última generación que funciona como guía turístico en el Real Alcázar de Sevilla. El robot, además de hablar español, inglés y holandés, ofrece explicaciones sobre el palacio sevillano empleando tecnología de realidad aumentada. También es capaz de interactuar con las personas y detectar, mediante un sistema de reconocimiento facial, si el turista se aburre o no atiende. De este modo, Frog puede cambiar el tono de su discurso o cambiar de tema. Este proyecto de investigación internacional, que también se probó en el zoo de Lisboa, fue financiado por la Unión Europea desde finales de 2011 hasta principios de 2015.

Teresa es otro de los proyectos en los que ha participado junto con la Universidad de Oxford, las de Twente y Ámsterdam (ambas holandesas), además del Centro de Tecnologías y Servicios para el Mantenimiento de la Autonomía de las Personas Mayores. Se trata de un sistema robótico de telepresencia con inteligencia social que permite a una persona interaccionar, de forma remota, con otras ubicadas en un lugar distinto. Este proyecto cuenta con una financiación de la Unión Europea hasta final de año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios