INVESTIGAR EN MÁLAGA

Un algoritmo detecta en tiempo real el riesgo de fraude de las compras 'on line'

  • Técnicas de 'big data' establecen los perfiles de seguridad poniendo en relación los datos genéricos del sector con los concretos de la tienda y del titular de la tarjeta de crédito · El grupo Khaos forma parte del consorcio que, con un presupuesto de 2,5 millones, desarrolla esta herramienta para cámaras de comercio del Reino Unido y Grecia, y empresarios de los sectores turístico y textil.

José Aldana, investigador principal del grupo Khaos de la Universidad de Málaga. / JAVIER ALBIÑANA

El grupo Khaos de la Universidad de Málaga, especializado en gestión, análisis e integración de datos, forma parte de un consorcio europeo que busca herramientas para detectar en tiempo real el fraude en las compras en internet. El proyecto lo promueven cámaras de comercio del Reino Unido y Grecia, los empresarios valencianos del sector textil y compañías del segmento turístico con la finalidad de detectar sobre la marcha el riesgo de cada usuario que efectúa una compra on line.

La solución pasa por aplicar técnicas de big data, tecnologías desarrolladas para poder efectuar cálculos con millones de datos dispares procedentes de fuentes diversas y con lenguajes originalmente incompatibles. En este caso se valora la trayectoria de fraudes tanto de cada tienda como del sector en el que opera o el historial de reputación de cada tipo de tarjeta de crédito. También tiene en cuenta  el comportamiento concreto de cada tarjeta: si ha tenido algún problema con anterioridad, si su titular devuelve con frecuencia los artículos que compra o, por ejemplo, si efectúa la operación desde un emplazamiento que no es compatible con el habitual. Toda esa información se integra y analiza para desarrollar un algoritmo que clasifica cada operación en segura, insegura o dudosa

Con ese diagnóstico de peligrosidad, empresario puede ponderar si le merece la pena la venta, porque también corre el riesgo de perder ventas si renuncia a todas las que no ofrezcan garantías absolutas.

Hasta ahora solo plataformas de pago como Visa o Master Card, entre otras, habían desarrollado sistemas de estas características para protegerse, pero el sector empresarial carece aún de herramientas de estas características.  “Nuestro proyecto intenta construir una plataforma alternativa que integre la información de las diferentes plataformas y elaborar una herramienta no orientada a los bancos, sino a las tiendas concretas, porque cada perfil comercial sufre un tipo de fraude diferente”, explica José Aldana, investigador principal de Khaos.

El proyecto, de 24 meses de duración, comenzó hace un año con un presupuesto global casi de 2,5 millones de euros y 12 socios entre cámaras de comercio, empresas, centros tecnológicos y universidades de Grecia, Alemania, el Reino Unido y España.

El grupo Khaos acumula una significativa trayectoria en el campo de la gestión, integración y análisis de datos, un territorio sobre el que se construye la gran revolución científica del momento: la biomedicina, que tiene en cuenta los mecanismos moleculares, bioquímicos, celulares y genéticos de las enfermedades humanas, y la biología de sistemas, que frente al estudio de los componentes individuales de un organismo aborda las interrelaciones de genes, proteínas y reacciones bioquímicas. Este cambio de perspectiva ha obligado a desarrollar herramientas cada vez más potentes capaces de manejar millones de datos de origen y contenido heterogéneo, en lo que finalmente se ha llamado big data.

Las técnicas empujadas por la revolución ómica (genómica y proteómica) han encontrado, finalmente, múltiples aplicaciones en campos tan diversos como la economía y las ciencias sociales. Esta tecnología, por ejemplo, permite que le llegue al usuario de internet publicidad personalizada, al tiempo que abre la posibilidad a testar las tendencias de la opinión pública. El grupo Khaos hizo en este sentido un experimento durante el último mundial de fútbol analizando los tuits que se publicaban durante los partidos con el fin de explorar de que manera reflejan el estado de ánimo social.

 Khaos es uno de los nueve que forman parte del recién creado Instituto de Ingeniería y Tecnología del Software de la Universidad de Málaga. Este centro se ha forjado a partir de lo que ha sido el Grupo de Ingeniería del Software (Gisum), que durante lustros ha sido el más grande de la institucion académica malagueña, con cerca de un centenar de miembros, entre ellos 80 investigadores contratados en este momento para desarrollar 40 proyectos de investigación por importe de ocho millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios