INVESTIGAR EN LA UPO

Cómo determinar el sexo de las aves en 90 minutos y con la batería de un coche

  • Científicos de la Universidad Pablo de Olavide y del CSIC patentan un nuevo método más rápido y portátil para identificar el sexo de las aves sin necesidad de un laboratorio especializado.

El investigador de la UPO Alberto Centeno. El investigador de la UPO Alberto Centeno.

El investigador de la UPO Alberto Centeno.

 El investigador de la UPO Alberto Centeno.

Investigadores de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han desarrollado un nuevo método molecular que permite determinar el sexo de las aves con muchísima facilidad. Tanto, que se puede hacer en menos de 90 minutos, en el propio lugar de trabajo, sin necesidad de disponer de un laboratorio especializado y sin poner en peligro la integridad física del animal. En este proyecto han participado, por parte de la UPO, los investigadores Alejandro Centeno y Martina Carrete, además de Miguel Delibes y José Luis Tella, ambos del CSIC.

El sexado de aves resulta bastante difícil en aquellas especies en las que no es posible diferenciar si son machos o hembras en función de su morfología, comportamiento, coloración o tamaño; así como en embriones, pollos y volantones o cuando se toman muestras sin haber capturado a los individuos (muestreos no invasivos). La determinación del sexo en aves se ha basado tradicionalmente en las diferencias encontradas entre machos y hembras en estudios etológicos, en el canto o en la visualización o palpación de la zona cloacal, entre otros, pero la tasa de error es bastante alta. Existen métodos más efectivos y fiables, como la endoscopia, aunque ponen en peligro la integridad física del animal y son de extrema dificultad en ejemplares de pequeño tamaño.

Los métodos moleculares basados en el ADN no suponen un riesgo para la integridad física del animal y son en la actualidad los más fiables. Estos métodos requieren de laboratorios especializados y equipados que suelen estar lejos del lugar de muestreo, retrasando la obtención de los resultados hasta unos días después del envío o el transporte de la muestra.

El nuevo método desarrollado por los investigadores de la UPO y el CSIC evita las altas tasas de error, el riesgo para la integridad física del animal y la necesidad de un laboratorio especializado. Con el nuevo método molecular se puede conocer el sexo de las aves sin poner en peligro la vida del animal, en menos de 90 minutos y en el mismo lugar donde se toma la muestra.

“La invención permite realizar la determinación del sexo en aves sin necesitar material e instrumental de laboratorios especializados”, indica uno de los inventores de la patente, Alejandro Centeno. Esta característica la hace especialmente atractiva tanto para científicos en sus trabajos de campo como para criadores de especies exóticas, avicultura y cetrería.

La sencillez de la técnica descrita permite determinar el sexo empleando escaso material de laboratorio y, además, de coste reducido. “Esto permitirá por primera vez realizar aproximaciones experimentales in situ donde se pueda incluir el sexo de los individuos empleando, por ejemplo, una batería de un coche como fuente de energía externa”, señala Centeno.

El hecho de poder determinar el sexo de las aves en menos de 90 minutos y directamente en el propio lugar de trabajo supone un cambio revolucionario, según apuntan desde la UPO. Con el método tradicional, los resultados pueden tardar días o semanas, teniendo en cuenta el tiempo de envío de la muestra desde el lugar de muestreo hasta el laboratorio.

La patente se basa en la amplificación isotérmica mediada por bucles (Loop-Mediated Isothermal Amplification, LAMP) de un marcador molecular localizado en el cromosoma sexual femenino en aves y de un fragmento de un elemento ultraconservado tanto en machos como en hembras de la Clase Aves.

El método incluye los medios y reactivos necesarios para la extracción y amplificación del ADN, empleando un conjunto de cebadores seleccionados específicos para la técnica LAMP. La determinación del sexo se podrá realizar tanto mediante técnicas electroforéticas como colorimétricas o de fluorescencia. Esta patente, según los investigadores, puede resultar interesante para las empresas que diseñen y distribuyan kits de diagnóstico molecular, además de a aquellas compañías que realicen sexado de aves.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios