INVESTIGAR EN HUELVA

Un dispositivo inteligente permitirá la iluminación a bajo coste de las intersecciones en carreteras secundarias

  • El proyecto, impulsado por un convenio entre la Consejería de Fomento y la Universidad de Huelva, pretende reducir las elevadas tasas de siniestralidad que registran estas vías pese a que soportan menor flujo de vehículos.

Las estadísticas recogen que las carreteras secudarias reflejan mayor siniestralidad. Las infraestructuras de estas vías, en muchas ocasiones, no están a la altura de las circunstancias porque las administraciones prefieren invertir en aquellas rutas en las que el flujo de vehículos es mayor.

La Consejería de Fomento y Vivienda ha suscrito un convenio con la Universidad de Huelva (UHU) para desarrollar un sistema de iluminación inteligente de carreteras que eleve el nivel de seguridad y que no suponga, al mismo, tiempo, un gran dispendio. La aplicación del proyecto se realizará a través de la empresa Brilliant Tecnics con la que la Consejería ha firmado, asimismo, un acuerdo. La filosofía entronca perfectamente con los planes de la Unión Europea de reducir a la mitad la cifra de las muertes por accidente de tráfico durante los próximos 10 años y que quedan plasmados en el Plan Europeo de Seguridad Vial (2011-2020).

El proyecto corre a cargo del profesor titular del Departamento de Ingeniería Electrónica, Sistemas Informáticos y Automática, Juan Antonio Gómez Galán y lleva por nombre Nuevas Tecnologías para la Iluminación Inteligente en Carreteras.

En su exposición, el docente de la Universidad de Huelva (UHU) hace referencia al hecho de que “en algunos casos se dispone, incluso de la infraestructura necesaria, pero no se encuentra en funcionamiento debido a los elevados costes de operación y mantenimiento”. Afortunadamente, “la introducción reciente de nuevas tecnologías permite el funcionamiento autónomo de los sistemas de iluminación en carretera, disminuyendo, de este modo y hasta prácticamente cero, el coste de operación de los mismos”.

Una visualización práctica del proyecto nos situaría en la intersección de dos carreteras. Se trata, obviamente, de un punto de riesgo en la conducción. El sistema que se pretende aplicar es el de la iluminación selectiva, es decir, la que se ponga en funcionamiento en cuando se perciba que hay proximidad de vehículos.

Gómez Galán lo explica de esta manera: “El objetivo es el desarrollo de sistemas inteligentes y autónomos de iluminación para la mejora de la seguridad en carreteras, con especial atención a las intersecciones”. El proyecto incluye el “desarrollo de un sistema de iluminación eficiente en consumo y bajo coste; el desarrollo de algoritmos seguros para el control de la iluminación en dichas intersecciones y la puesta en marcha de un sistema de comunicación remota que informe del estado de los sistemas de señalización y que garantice un mantenimiento predictivo de los equipos”. Lo que el conductor se encontrará será un nuevo tipo de señales en el que las realizadas con polímeros sustituirán a los habituales postes metálicos aunque, obviamente, se mantendrá el tradicional carácter vertical. Nos encontramos, de este modo, con una aplicación más que práctica de la investigación universitaria que posee, además, una de las mayores justificaciones para llevarla a cabo: la posibilidad de salvar vidas.

Desde un punto de vista tecnológico, el sistema que se va a desarrollar se enmarcará en tres áreas. La primera de ellas la del transporte y seguridad; la segunda, las tecnologías de la Información y por último la de la energía. Gómez Galán sostiene que “para la realización de infraestructuras inteligentes, el proyecto utilizará soluciones muy avanzadas y de bajo coste, combinando tecnologías de comunicaciones inalámbricas autónomas de bajo consumo, sistemas de iluminación basados en tecnología LED, sistemas de alimentación basados en energy harvesting y de almacenamiento de energía baratos, fiables y de larga duración”. La idea, subraya el investigador de la Universidad de Huelva, es “disponer de un sistema de iluminación inteligente y sostenible que permita una mejora en las condiciones de las carreteras y autopistas que puede ser fácilmente puesto a disposición de los usuarios (particulares, empresas de conservación de carreteras, de transporte de mercancías y viajeros, etcétera) a través del Sistema de Información Territorial de Andalucía (SIT).

Se trata, además, de un proyecto de vanguardia ya que surge en un panorama en el que “a nivel nacional no existen llamadas específicas para programas de seguridad vial y señalización inteligente, aunque se han puesto en marcha algunos significativos”, todos ellos de la Administración central.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios