Investigar en Córdoba

La diversificación de los cultivos, a examen en la UE

  • La Universidad de Córdoba participa en el macroproyecto Diverfarming, que tiene una financiación de 10,4 millones de euros.

Zornoza junto a miembros de la UCO que van a participar en el proyecto 'Diverfarmig'. Zornoza junto a miembros de la UCO que van a participar en el proyecto 'Diverfarmig'.

Zornoza junto a miembros de la UCO que van a participar en el proyecto 'Diverfarmig'. / José Martínez (Córdoba)

Comentarios 0

Desarrollar e implementar nuevos modelos agronómicos en toda la cadena de valor, desde el campo hasta la llegada del producto al consumidor es uno de los principales objetivos del proyecto Diverfarming. Se trata de una iniciativa en la que la Universidad de Córdoba (UCO) va a participar -es la única institución académica de Andalucía- y que forma parte del programa europeo de Retos de Sociedad de Horizonte 2020. Para ello, se ha creado un consorcio de 26 socios de nueve países europeos del que forman parte centros de investigación, universidades, compañías agrarias, asociaciones agrarias, agroindustria, empresas de logística, compañías de maquinaria agrícola y gobiernos regionales. El proyecto fue concedido en diciembre de 2016, aunque no comienza hasta mayo de 2017, y está coordinado por Raúl Zornoza, desde la Universidad Politécnica de Cartagena (Murcia). La financiación global del proyecto supera los 10,4 millones de euros, de los que la UCO va a recibir de la Comisión Europea un total de 462.999 euros.

Zornoza, que también imparte clases en la UCO ,explica que Diverfarming también "pretende incrementar la resiliencia, sostenibilidad e ingresos económicos de los sistemas agrarios de la Unión Europea mediante la evaluación de los beneficios reales, y minimizando limitaciones, barreras e inconvenientes de sistemas de cultivo diversificados bajo prácticas de manejo de bajo uso de insumos". El proyecto, continúa, "también tiene como objetivo adaptar y optimizar la organización actual de la cadena de valor para que sea más eficiente, de manera que se reduzca el uso de recursos".

Dada la globalidad del proyecto, éste se va se va a ejecutar en 14 casos de estudio seleccionados en diferentes regiones europeas con características edáficas, climáticas, socioeconómicas y culturales diferentes. Aunque el objetivo del proyecto es global para toda Europa, se va a enfocar de forma independiente en cada caso de estudio para que se adapte a las necesidades y problemas de cada región europea. De este modo, según Zornoza, se van a establecer casos de estudio donde se va a introducir diversificación de cultivos con prácticas de manejo sostenible en Andalucía (olivar), Región de Murcia (almendro y horticultura), Aragón (cereal), Italia (cereal), Francia (viñedo y cereal), Holanda (pasto), Alemania (viñedo), Hungría (viñedo y frutal) y Finlandia (pasto). El proyecto comienza el próximo mes de mayo y se prolongará hasta abril de 2022.

Según la información ofrecida por el investigador, durante el primer año se va a desarrollar un proceso de toma de decisión "donde se va a contactar con agentes implicados en cada caso de estudio (agricultores, agroindustria, logística, minoristas, mayoristas, asociaciones de consumidores, ONG, administración pública, supermercados) para definir entre los socios del proyecto y los agentes interesados cuál es la mejor opción de diversificación en cada región en función de las características ambientales, socioeconómicas y culturales de cada región". "Una vez definida la mejor alternativa para cada región, se procederá durante los años sucesivos a implementar en campo la estrategia acordada por todos los agentes implicados, evaluando los beneficios y problemas encontrados en cuanto a la productividad, calidad de la cosecha, calidad del suelo, biodiversidad, costes y beneficios económicos, costes y beneficios ambientales, y optimización de la cadena de valor", subraya.

El proyecto comienza en mayo y finalizará en abril de 2022

En todo este entramado, el papel de la UCO se centrará en el caso de estudio seleccionado en Andalucía para el olivar. Una tarea en la que estarán implicados los departamentos de Química Agrícola y Edafología, Botánica, Ecología y Fisiología Vegetal, y del que también formarán parte profesores de la Universidad de Jaén.

Zornoza avanza algunas de las aplicaciones que el proyecto puede reportar al sector y señala que uno de ellas será la reducción de insumos externos como fertilizantes, energía y fitosanitarios y la aplicación de técnicas de agricultura de conservación mejorará la calidad ambiental de los sistemas agrarios, con menor contaminación de suelos y aguas y anota que otro de los beneficios será la disminución del coste de producción de los agricultores "al no invertir tanto dinero en estos insumos". A su juicio, "el uso de la diversificación de cultivos asociado a unas prácticas de manejo sostenibles consiguen obtener una producción combinada por unidad de área mayor que los monocultivos, de manera que aumenta el beneficio económico para el agricultor". En este punto, recuerda que estas alternativas a los modelos actuales de producción "también favorecen la retención de agua en el suelo y mitigan la presión de plagas y enfermedades, reduciendo el uso de agua y fitosanitarios, mejorando la producción". Explica también que a través de la diversificación, "los agricultores producirán nuevos productos, que no siempre tienen que ser para alimentación, como productos industriales para cosméticos, biodiésel, miel o flores, que incrementa el acceso a nuevos mercados con ganancias económicas añadidas". "Además, el retorno de las inversiones ocurre en menor tiempo que en monocultivos”, anota y destaca que con la diversidad de cultivos, “el agricultor también se ve menos afectado por las fluctuaciones de los mercados y será capaz de cambiar de un cultivo a otro dependiendo del precio y la demanda, reduciendo el riesgo económico".

Pero aún hay más, porque Diverfarming también incluye el lanzamiento de una aplicación móvil, que se podrá también consultar por internet desde cualquier ordenador, donde un agricultor podrá definir las mejores prácticas de manejo y combinación de cultivos para mejorar su rentabilidad y sostenibilidad, con instrucciones y guías para su aplicación. Zornoza insiste en que además servirá para optimizar y reorganizar la cadena de valor y "hacerla más eficiente".

Etiquetas

,

más noticias de INVESTIGACIÓN Ir a la sección Investigación »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios