INVESTIGAR EN MÁLAGA

El viejo maíz quiere un futuro 'eco'

  • El joven científico Rafael Cañas investiga las bases moleculares de esta planta para desarrollar cultivos que requieran menos fertilizantes y productos químicos

El investigador de Bilogía Molecular y Bioquímica de la Universidad de Málaga Rafael Cañas El investigador de Bilogía Molecular y Bioquímica de la Universidad de Málaga Rafael Cañas

El investigador de Bilogía Molecular y Bioquímica de la Universidad de Málaga Rafael Cañas / Archivo (Málaga)

El maíz es la planta más cultivada por la humanidad. En los últimos cien años, su mejora a partir de la obtención de nuevas líneas ha sido una constante, a la búsqueda de nuevas variedades que permitan la disminución del uso de fertilizantes en su producción.

El investigador del departamento de Bilogía Molecular y Bioquímica de la Universidad de Málaga Rafael Cañas, de la mano de grupos de investigación franceses, ingleses y estadounidenses, ha estudiado las bases metabólicas y bioquímicas del maíz para encontrar nuevos cultivos que permitan la disminución de abonos químicos.

“A pesar de los avances científicos, la obtención de buenas cosechas sigue dependiendo de la aplicación en los suelos agrícolas de fertilizantes con alto contenido de nitrógeno, lo que supone un impacto negativo en el medio ambiente”, afirma el profesor Rafael Cañas.

Su trabajo supone un paso más, un nuevo modelo metabólico de las hojas del maíz, a partir del estudio de diecinueve líneas diferentes de esta planta, tanto europeas como americanas, que cubren buena parte de su diversidad genética a nivel mundial y que posibilitará una reducción de su dependencia de los fertilizantes.

La revista científica The Plant Cell, considerada la primera publicación en plantas a nivel mundial, se ha hecho eco de esta investigación pionera con la publicación de un artículo de Rafael Cañas, director del proyecto financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad dentro del programa dirigido a jóvenes investigadores.

El estudio ha sido llevado a cabo en colaboración con el Instituto Jean-Pierre Bourgin del INRA en Versalles (Francia), el Centro Bordeaux-Aquitaine del INRA en Burdeos (Francia), la Universidad de Angers (Francia), el Centro Génétique Quantitative et Évolution/Le Moulon del INRA en Gif-sur-Yvette (Francia), la Universidad de Lancaster (Reino Unido) y la Universidad de Pennsylvania State (EEUU).

Rafael Cañas es el investigador principal de un proyecto de investigación concedido por el Ministerio de Economía y Competitividad en el marco del programa de Proyectos de I+D+i para Jóvenes Investigadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios