POSGRADOS

El máster en Domótica alcanza la cuarta edición

  • El título cuenta con 30 profesores, de los que la mitad son profesionales del sector · Las empresas proporcionan el equipamiento tecnológico al laboratorio.

Fracisco Guzmán (izquierda) y Salvador Merino. Fracisco Guzmán (izquierda) y Salvador Merino.

Fracisco Guzmán (izquierda) y Salvador Merino.

Fracisco Guzmán (izquierda) y Salvador Merino.

El máster propio en Domótica, Gestión de la Energía y Gestión Técnica de Edificios de la Universidad de Málaga alcanza este curso su cuarta edición con 21 alumnos, de los que cuatro proceden de Perú, Argentina y México. El título ha tenido en los últimos tres años otros 38 estudiantes. Los profesores Francisco Guzmán y Salvador Merino, director y subdirector respectivamente del posgrado, destacan el carácter eminentemente práctico del título. “Aquí tienen contacto con toda la tecnología de última generación, desde la más barata hasta la más cara que existe en este campo”.

La plantilla docente del posgrado está compuesta por 30 profesores, la ingenieros, arquitectos, expertos en comunicación, matemáticas y derecho de la Universidad de Málaga, mientras que los otros 15 proceden de las diferentes empresas del ámbito de la domótica y la eficiencia energética que participan en el máster. La colaboración con el sector privado permite que los estudiantes conozcan de primera mano la última tecnología que incorpora el sector. De hecho, la relación con las empresas es tan estrecha que la equipación del laboratorio ha sido donada por las propias compañías. Francisco Guzmán calcula entre 400.000 y 500.000 euros el valor del equipamiento tecnológico proporcionado por los socios del máster. El resultado es que el laboratorio permite testar tecnologías incluso por encima de las posibilidades que tienen los propios fabricantes. “Además, si quieren desarrollar tecnología, también se puede hacer aquí”.

Las multinacionales también se comprometen a contratar un becario al f inal del máster si bien hasta ahora lo que en realidad ha sucedido es que “todos son contratados por las empresas". "En tres años no ha habido ni un solo becario, porque a medida que terminan son contratados. El grado de inserción laboral es del cien por cien”. 

Guzmán y Merino subrayan la flexibilidad de los contenidos que engloba este posgrado que consta de 60 créditos y cuesta 4.500 euros. Defienden que al tratarse de un título propio disfrutan de mayor flexibilidad para adaptar los contenidos a medida que lo requiere la tecnología. “Todos los años cambia el contenido. Si no lo hiciéramos se quedaría obsoleto”.

Junto al máster, el laboratorio imparte tres cursos de reciclaje para profesionales del sector. El primero está orientado a introducir la domótica en una vivienda, el segundo a introducir estas técnicas en un edificio al completo y el tercero incorpora otras utilidades multimedia 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios