ACTUALIDAD

Estudiantes brillantes: ¿quiénes son y qué quieren ser en el futuro?

  • Tres chicas y seis chicos obtienen las mejores notas provinciales de selectividad

  • Estos nueve jóvenes tienen en el esfuerzo y la confianza las mejores armas ante los obstáculos

  • Entre ellos hay futuros científicos, informáticos, matemáticos, físicos y un médico, entre otras profesiones

  • La incertumbre de la PEvAU no ha podido ensombrecer el talento de los aspirantes a universitarios

Estudiantes se preparan para la nueva prueba de acceso a la Universidad en Málaga. Estudiantes se preparan para la nueva prueba de acceso a la Universidad en Málaga.

Estudiantes se preparan para la nueva prueba de acceso a la Universidad en Málaga.

EL desconcierto que ha generado la nueva Prueba de Evaluación para el Acceso a la Universidad (PEvAU) entre docentes y alumnos no quiere irse de vacaciones. Con las aulas vacías y los estudiantes de descanso, la controversia en torno a la eficacia de la nueva selectividad se mantiene en el entorno político, donde salen a relucir las cifras, sobre todo aquellas que hablan del aumento del porcentaje de suspensos y del descenso de las calificaciones medias en buena parte de las comunidades autónomas. La Lomce está, pues, en el ojo de la disputa.

Sea como fuere, el saber se abre camino ante los obstáculos y, aunque no tengamos certeza de si podrían haber tenido un mayor rendimiento, cientos de alumnos andaluces han superado con brillantez todas las pruebas, alcanzado una de ellas la mayor nota posible.

Reyes, 14 sobre 14. Medios locales, regionales y nacionales, digitales y analógicos, se hacían pronto eco de la hazaña de Reyes López Jiménez, la mejor nota de Selectividad de Andalucía, imposible de superar: 14 sobre 14. Su nombre salía en diferentes medios al dí

a siguiente de conocerse los resultados de la PeVau de la Universidad de Sevilla. Su semblante es el retrato del triunfo. Entre otros, Diario de Sevilla recogía las palabras de esta estudiante que se embarcará en el Grado de Biomedicina de la Universidad de Sevilla. Reyes, que finalizó su formación en el Colegio San José de los Sagrados Corazones (Padres Blancos), también hace teatro, afición que se refleja en la elección de Arte Dramático como segunda opción. Para Reyes, la clave del éxito está en “tener un orden y equilibrio” en la vida y “conseguir dedicar un poco de tiempo a todo”.

Una carrera de fondo con metas claras. “No me lo creo”. Con estas palabras, José Manuel Fernández reaccionaba ante el resultado obtenido en la nota de acceso: 13,975, la más alta de Granada. Este alumno del Granada College cursó el Bachillerato de Ciencias Sociales, en lo que describe como “una carrera de fondo”. Un expediente sobresaliente como el suyo exige un trabajo continuo. “Tenía todo el contenido estudiado del curso y de los exámenes finales”, explica, asegurando que también ayuda el hecho de que se enfrentara a la Selectividad sin presión, “relajado” al saber que no necesitaba una nota específica para poder entrar en la carrera.

Quiere estudiar ADE, Derecho o Económicas, y aunque ya ha sido admitido en Icade, aún no ha decidido a qué universidad dirigirá sus pasos. Lo que sí tiene claro son sus planes para este verano: “relajarme y descansar”.

Curro Polo, el roteño del 13,92. Curro Polo Castellano brilla entre los aspirantes de selectividad por su flamante 13,92. Alumno que fuera del IES Arroyo Hondo de Rota, el siguiente paso será cursar el Grado en Biotecnología en la Universidad de Cádiz. A pesar de los nervios que reconoce haber pasado con las pruebas, sobre todo de Historia, el joven de Rota sacó un lustroso 10 en el examen. Sin embargo, se le resistió la máxima nota en Biología, donde sacó un 9,6. “El examen fue el último día y tenía el cansancio acumulado”, apuntó a Diario de Cádiz tras conocerse los resultados.

Selectividad en Cádiz. Selectividad en Cádiz.

Selectividad en Cádiz.

“Me gustaría trabajar en un laboratorio sobre enfermedades. Si no es posible, dedicarme a la docencia. Cuando era pequeño quería ser maestro”, explicaba. Por lo tanto, Curro tiene ante sí los cuatro años de Biotecnología y ve en el horizonte la posibilidad de compaginarla con Ingeniería Química.

Excelente y solidaria. Tras el 13,905 de la malagueña Marina Estrada García hay diez horas de estudios diarias (entre asistencia a clases y preparación de asignaturas) durante los últimos dos años. Ella posee la mejor nota de selectividad de Málaga. De trayectoria académica excelente, nunca se relajó a pesar de su expediente: “La nota de corte siempre ejerce mucha presión y te puedes llevar una sorpresa”, asegura.

Marina es el perfecto ejemplo de que hay tiempo para uno mismo y para los demás.

Con el inicio del otoño comenzará su nueva etapa como universitaria en Málaga, donde cursará el Grado de Traducción e Interpretación, aunque se plantea compatibilizarla con Relaciones Internacionales o Historia del Arte. Desde hace un año es voluntaria de la asociación Debra que trabaja con afectados de la enfermedad piel de mariposa.

Adrián, el universitario precoz. Adrián Doña cumplirá 18 años en 2018. Con solo 17, ha logrado la media más alta de Almería, concluyendo sus estudios con un año de antelación, dado que en su momento dio el salto de 2ª a 4ª de Primaria. Su 13,85 es “una nota inesperada”, según cuenta. Al igual que todos sus compañeros, y ante los cambios surgidos en torno a algunas materias, Adrían pone en valor el apoyo docente de su colegio, SEK Alborán. Instituto Almerimar de Almería. “Íbamos muy preparados. Es cierto que Historia nos cogió por sorpresa pero no podemos hablar de algo traumático. El resto, sobre ruedas, y gracias a ello nuestro colegio ha subido bastante la nota media en Selectividad”.

A finales de agosto, Adrián cogerá las maletas y se marchará a Edimburgo (Escocia), para cursar el doble grado en Matemáticas e Informática. “Allí los estudios están más concentrados, lo que me permite realizar el doble grado en cuatro años”. Con 21 años, si nada lo impide, Adrián obtendrá su título universitario, aunque eso no significa que concluyan sus estudios superiores. “Seguiré estudiando e investigando”, asegura.

Medalla de plata en las olimpiadas nacionales de Física y de Matemáticas, Adrián acaba de terminar su formación en el Conservatorio, donde ha resuelto quinto y sexto de piano en un solo año. Cuando le preguntamos: “¿Has tenido que robarle muchas horas al sueño”. Contesta: “Eso sí que no. Si no duermo, no rindo”.

Ilustre onubense en la US. Una alumna del IES Pérez Mercader de Corrales de Huelva es la protagonista de estas líneas por haber obtenido la mejor nota media de la provincia. Se trata de Miriam Medrán Navarro, que ha sacado un 13,838. A Miriam los exámenes de la nueva PEvAU no le resultaron especialmente difíciles.

“Más complicado fue controlar los nervios”, explicó. Residente en La Dehesa, estudió en Tierra Llana hasta el Bachillerato cuando pasó al IES Pérez Mercader. Su objetivo es estudiar un doble grado de Matemáticas y Física en la Universidad de Sevilla, tras lo cual se dedicará a la investigación, aunque es consciente de que le quedan cinco años por delante y tiene tiempo para decir hacia dónde derivará su futuro. Poseedora desde la Secundaria del C1 de inglés, otra de sus grandes aficiones es la música. De hecho, asiste a una escuela de música y toca el piano y la guitarra.

Selectividad en Huelva. Selectividad en Huelva.

Selectividad en Huelva.

Un 13,8 al servicio de la vocación. Para Pedro Angulo Gómez, la carrera de fondo que supone alzarse con una gran nota en la PEvAU se ha encontrado con el obstáculo de los cambios que en los últimos meses del curso se han incorporado a ciertas materias, como ha sido el caso de Historia. A pesar de ello, el profesorado de su centro, el IES Auringis de Jaén, supo contrarrestar la “falta de organización” y adaptarse con solvencia a los cambios. “Nuestros profesores nos han ayudado como han podido”, asegura Pedro, que con su 13,80 en el bolsillo apunta a convertirse en neurólogo o cirujano, aunque reconoce que tras los seis años de grado de la carrera de Medicina y el periodo de Mir puede que cambie de opinión. En todo caso, lo que tiene claro es que esta profesión, por la que siente vocación desde pequeño, le permitirá ayudar desde una perspectiva profesional a los demás. La Universidad de Granada será su casa durante los próximos seis años. “Serán años duros que intentaré, como siempre, compartir con otras actividades que ayuden a relajarme como estar con los amigos, la lectura o el cine”, asegura Pedro.

Confianza ante lo incierto. En la localidad sevillana de Bormujos se encuentra la sede de la Universidad Pablo de Olavide. Allí la nota media más alta pertenece a Carlos Ríos Monje, un joven que ha obtenido un 13,765. Los cambios a mitad de curso de la prueba de Historia de España, que amplió su temario y cambió su estructura, han marcado la Selectividad de este año. Para Carlos ha sido fundamental la orientación y labor ejercida por sus profesores. “Es cierto que ha habido mucha polémica con la pregunta de los gobiernos democráticos, el último tema del libro, pero nosotros íbamos bien preparados”, admitía este alumno del IES Ramón del Valle Inclán. Su intención es estudiar el doble grado en Física y Matemáticas en la Hispalense, carrera con la nota de corte más alta de Andalucía desde hace varios años. “Sé que será difícil, pero me apasionan las matemáticas y la física. Para mí es la mezcla perfecta”, reconoce Carlos, que se prepara para obtener el título C1 de Inglés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios