UNIA

"La ciudadanía a través de sus formas de expresarse ha de decir cómo disfrutar de parques y jardines"

  • Entrevistamos a Victoria Gil, miembro del comité científico de las del encuentro Sevilla ciudad saludable. De los orígenes al jardín verde urbano, primera actividad del programa Agua, paisaje y ciudadanía en la que colabora la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA).

La relación entre ciudad y naturaleza ha estado presente a lo largo de los años. Un maridaje de agua, paisaje y ciudadanía que estará a debate en las I Jornadas A+P+C: Sevilla ciudad sostenible: de los orígenes del jardín al sistema verde urbano, que se celebrarán en la capital hispalense entre los días 22 y 24 de marzo. Se trata de un amplio programa de actividades y encuentros que culminarán el próximo mes de marzo de 2019 con un Congreso Internacional y Taller de aplicación del Convenio Europeo del Paisaje (Florencia, 2000). Charlamos sobre ellas con Victoria Gil, perteneciente al comité científico del encuentro por parte de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA).

- ¿Qué temas se tratarán en estas jornadas?

Se trata de unas primeras jornadas científico técnicas que abren un ciclo más amplio que tiene como mensaje Agua, paisaje y ciudadanía. Se van a celebrar actividades previas a marzo de 2019 que es cuando tendrá lugar, también en Sevilla, el Congreso Internacional y un taller de aplicación del convenio europeo del paisaje. Además, es pertinente hacerlo aquí porque en 1992 Sevilla ya firmó la carta del paisaje mediterráneo, hace ya 25 años. Por eso se ha pensado hacer ahora este ciclo con una temática que va a servir de introducción al ámbito del congreso internacional, pero en este caso se centra mucho en la realidad contextual de Sevilla.

- ¿Por qué centrarse en ese aspecto para titularlas?

Lo que se pretende es poner en valor algo que tiene mucho protagonismo pero no es suficientemente conocido: la relación que existe entre la ciudad y la naturaleza, y la importancia y el protagonismo que en todo ello tiene el agua, los jardines y los parques. En Sevilla cuenta con dos representantes o ejemplos utilizados a nivel internacional como modelos de jardines: la Alameda de Hércules, que de hecho es uno de los espacios verdes dotados con mayor antigüedad a nivel europeo en todo lo que es la gestión sostenible del agua y el cuidado de jardines; y el Parque de María Luisa.

- Haciendo un recorrido histórico por la ciudad de Sevilla, ¿no?

Efectivamente. De hecho no sólo se realizará en las jornadas científicas y técnicas sino que además se llevarán a cabo actividades tanto paralelas como previas.

- ¿Como cuáles?

Hay unas exposiciones al aire libre de diferentes estructuras; un concurso de fotografía; la plantación de un árbol; visitas guiadas a parques y jardines; paseos que se harán en bicicleta guiados para ir directamente a conocer los entornos y allí, con un guía explicar en cada punto de parada qué es lo interesante que se está obteniendo como visión alrededor de ese maridaje del agua, el paisaje y la ciudadanía.

- Esas actividades imagino que se englobarían en el espacio de participación ciudadana, ¿por qué es importante este espacio?

Esa es la parte más abierta. También hay una parte más técnica que se centra en la presentación de comunicaciones, que está abierta no sólo al ámbito académico sino también al profesional e institucional.

- ¿Para qué tipo de público están dirigidas estas jornadas?

Las jornadas están dirigidas en primera instancia a una visión científico-técnica de la unión del agua, el paisaje y la ciudadanía en el entorno urbano. Pero en este campo no sólo es la cuestión científico-académica, sino que la parte profesional e institucional tienen un peso importante. Y además, quienes verdaderamente disfrutan de paisajes y jardines, que es la ciudadanía, haciendo las jornadas más sociales. La propia ciudadanía a través de sus formas de expresarse y manifestarse ha de decir cómo disfrutar de parques y jardines así como qué echan en falta y cómo lo mejorarían para que sean de un disfrute lúdico, social y desde una perspectiva de la biodiversidad.

- Así la ciudadanía puede aportar su visión, ¿no?

Claro. En muchas de las actividades paralelas que se hacen como el concurso de fotografía, la plantación de un árbol o las visitas guiadas, los protagonistas son los ciudadanos. Lo único que tienen que hacer es inscribirse en la página web sin coste.

- Algunas de las comunicaciones se centran en el término de ciudad saludable, ¿qué significa este término?

El concepto de ciudad saludable hace referencia a aquellas ciudades cuyo aspecto urbanístico se preocupa no sólo de hacerlas prácticas sino amables, donde la ciudadanía sea el punto fundamental de todas las estructuras e infraestructuras que se monta alrededor de la ciudad. En la ciudad sostenible hay un aspecto fundamental que es la parte de zonas verdes, de expansión de la propia ciudadanía. En ese sentido es en el que se usa este concepto, que lleva unido otro más técnico que es el uso sostenible de los recursos.

- ¿Qué tipo de prácticas o planteamientos son aconsejables para que una ciudad sea saludable?

Eso está ya muy adelantado a través de directivas europeas como marco internacional. Una de las cuestiones la lleva el convenio del paisaje y ONU-Habitat, que lo que hace es trabajar cómo serían las ciudades que se podrían catalogar como ciudades sostenibles. No es algo que se dictamina a través de lo local, sino que viene a través de experiencias a nivel internacional que en Europa están muy adelantadas. Todo ello se desarrollará a través de las diferentes mesas redondas y ponencias y conferencias.

- El cambio climático también tiene un hueco en este sentido...

En las jornadas hay una sección para el cambio climático que también tendrá su hueco de información con ponencias que se dedicarán a esa parte, siempre teniendo en cuenta que estamos haciendo una visión más particularizada del cambio climático, desde la ciudad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios