CÓRDOBA

La UCO suma voluntarios

  • Casi un centenar de personas de la comunidad universitaria solicitan realizar un voluntariado Desarrollan su labor en 21 entidades sociales

Equipo de la Unidad de Voluntariado de la UCO. Equipo de la Unidad de Voluntariado de la UCO.

Equipo de la Unidad de Voluntariado de la UCO.

El voluntariado está presente en el sector académico. De hecho, la Universidad de Córdoba (UCO) cuenta con un Área de Cooperación y Solidaridad, que dirige el catedrático Tomás de Haro. Es un departamento que no sólo se centra en la labor meramente dedicada al desarrollo de tareas sociales y del voluntariado, sino que se extiende al lado de la investigación. La UCO, recuerda De Haro, cuenta con su propia Unidad del Voluntariado dentro del Área de Cooperación y Solidaridad, un servicio integrado en el Vicerrectorado de Vida Universitaria y Responsabilidad Social.

Son muchos los jóvenes que una vez que comienzan sus estudios en el seno de la UCO deciden continuar con su labor altruista. Así, según detalla De Haro, “el voluntario predominante en la UCO tiene el perfil de un estudiante que cursa segundo o tercero año de su carrera”, con una edad comprendida entre los 19 y 20 años principalmente. Este curso, según los datos aportados por el catedrático, “unas 95 personas de la UCO han solicitado hacer voluntariado, labor que han desarrollado en unas 21 entidades cordobesas sin ánimo de lucro”.

El catedrático explica también que una de las funciones que realiza la Unidad de Voluntariado es “precisamente la de intermediación entre dichas entidades sin ánimo de lucro y las personas de la universidad que se interesan por realizar un voluntariado”. Y aunque el grueso principal de los voluntarios son estudiantes, “también hay profesores y personal de administración y servicios”, señala. La unidad, además, realiza intermediación con estructuras de la UCO que demandan voluntarios, estructuras tales como la Unidad de Educación Inclusiva -para realizar voluntariado con personas con discapacidad de la Universidad-, Grupo de Comunidades de Aprendizaje de la Facultad de Ciencias de la Educación -unos 60 estudiantes al año-, la Cátedra Intergeneracional, el Aula de sostenibilidad -voluntariado medioambiental- o el Voluntariado cultural.

Otra de las funciones que realiza el voluntariado es de carácter formativo, relacionado siempre con el desarrollo humano y sostenible, la sensibilización y la concienciación, además de la coordinación con el voluntariado del resto de universidades andaluzas, presencia en la Comisión de Córdoba, ciudad refugio y otras iniciativas. “Las funciones concretas que realiza el personal voluntario de la UCO son diferentes, dependiendo de la entidad o institución en la que se realiza el voluntariado”, apunta De Haro.

Un espacio clave en el desarrollo de la unidad se encuentra ubicado en el Campus de Rabanales es el conocido como Kiosko de los Gallipatos. Se trata de un instrumento, anota, “a través del cual, el Área de Cooperación y Solidaridad de la UCO facilita que las distintas entidades sin ánimo de lucro existentes en Córdoba se den a conocer a la comunidad universitaria”, indica. En concreto, cada jueves del curso, una o varias de dichas entidades se responsabilizan de ofrecer un desayuno solidario -con productos locales, ecológicos o de comercio justo-, “favoreciéndose de este modo que el personal de la Universidad pueda informarse de lo que cada una de ellas realiza y, según sus distintas sensibilidades, pueda entrar en contacto directo y plantearse su colaboración como voluntario en cualquiera de ellas”, subraya.

Uno de los aspectos que destaca de Haro es la faceta de investigación que lleva a cabo la unidad y subraya que se trata de actividades “financiadas a través de convenios y proyectos”. “En estos momentos estamos cerrando un proyecto muy bonito sobre Comercio Justo y Consumo Responsable, financiado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aacid), dentro del cual se han realizado la publicación de dos estudios El Comercio Justo. Una mirada al Norte y El Comercio Justo. Una mirada al Sur”, explica. De Haro destaca también que a lo largo de 2016 hemos llevado a cabo otro proyecto financiado por la Aacid titulado El fortalecimiento del Comercio Justo y la Soberanía Alimentaria en Paraguay a través de la Facultad Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Asunción, dentro del cual se organizó el primer internacional de Comercio Justo y Soberanía Alimentaria en Paraguay que se celebró del 18 al 20 del pasado mes de mayo en el citado país.

La labor de esta unidad llega incluso a las cafeterías de la Universidad de Córdoba. De Haro recuerda que desde hace “tres o cuatro años en los pliegos de condiciones para la adjudicación de las mismas se otorga una puntuación adicional a aquellas solicitudes que incorporen en su oferta productos de Comercio Justo, incentivándose de esta manera a que dichos productos se puedan consumir en nuestras cafeterías”. El Área de Cooperación y Solidaridad de la UCO, además, lleva a cabo diferentes actividades a lo largo del año, como una semana de promoción al consumo de café y productos de Comercio Justo en las cafeterías de los distintos centros de la institución académica y la Feria de Consumo Responsable, que tiene lugar en el mes de octubre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios